¡No te pierdas nuestro contenido!

Bajo el nombre de Hedgehogs se esconde el desarrollo en marcha del futuro rover que explorará Fobos, la Luna de Marte. Una flota de robots de exploración en climas de micro-gravedad como el planeta rojo y su Luna con una característica respecto a los anteriores, su parecido a los erizos de mar.

La NASA desarrolla un robot-erizo para la exploración de Fobos

Y es que Marte, que tiene sólo el 38% de la fuerza gravitatoria de la Tierra, o Fobos, que tiene 1.000 veces menos gravedad, son un reto para los rovers como Curiosity basados en ruedas que se desplazan por tracción. Por esta razón los investigadores de Stanford están trabajando en conjunto con la NASA para desarrollar sistemas que son casi completamente autónomos.

Se trataría de pequeños vehículos de exploración de la superficie denominados Hedgehogs, similares a los erizos de mar. Los vehículos, con forma esférica y una serie de pinchos sobre su superficie, se lanzarían junto a una nave nodriza, la Phobos Surveyor. Ambos se encargarían de la recogida de datos a gran escala, tales como el mapeo de la superficie lunar y los tests sobre su composición química con un detector de rayos gamma o neutrones.

Phobos Surveyor sería la encargada de lanzar los pequeños vehículos y guiarlos a sus diferentes destinos, actuando como enlace de datos científicos en la Tierra. Mientras que en la Tierra se establecerían los destinos generales de cada rover, gran parte del camino a tomar por los Hedgehogs sería manejado por la Surveyor.

Estos nuevos "rover" serían los más apropiados para los efectos gravitatorios mínimos que se dan en Fobos. Según los científicos, en lugar de confiar en las actuales ruedas que pueden perder tracción o atascarse en el suelo lunar, la forma de los nuevos vehículos les permitiría saltar y rodar a través de la superficie. Lo harían gracias a que cada vehículo incorpora un trío de discos giratorios que permiten generar impulso a lo largo de la superficie áspera y rocosa de la Luna.

El sistema actualmente es un prototipo en desarrollo para los vehículos y tiene a Marco Pavone como principal valedor. De ser un éxito en Fobos, podría ser enviado en una segunda fase a pequeños cuerpos celestes como asteroides o cometas.