WSJ reporta que Google está generando perfiles Google+ sin consentimiento de los usuarios, esto se da cuando se crean nuevas cuentas en cualquiera de sus servicios como YouTube, Gmail, Google Drive u otro tipo de servicios del gigante de Mountain View. Esta nueva estrategia intenta incrementar la base de usuarios que se mantiene creciendo de forma estable y que no termina de hacerse popular a pesar de diversas actualizaciones e innovaciones tanto en la versión web como en móviles.

google-plus

La paciencia de los altos mandos de Google se termina a pesar de que no les fue tan mal en 2012, según comScore, Google+ registró un crecimiento del 60.9% con respecto al 2011, en estos momentos cuentan con más de 100 millones de usuarios mensuales. Otros ejecutivos de Google como el vicepresidente Bradley Horowitz aseguran que Google+ es lo mismo que Google y se darán más integraciones con el paso del tiempo. Para los usuarios estos cambios no afectan en nada, pero podría ser molestia para muchos ver que cuentan con un perfil en una red social en la que no pidieron estar.

El crecimiento de Google+ desde sus inicios ha sido algo forzado, las prácticas de Google son un tanto autoritarias desde el momento en el que los perfiles han sido necesarios para que sitios web logren un buen rank en el motor de búsqueda, también se requiere un perfil para escribir reviews de lugares de interés e incluso en la misma tienda de aplicaciones de Android. Según Google, esta nueva estrategia está teniendo éxito ya que reportan que 235 millones de personas están usando la red social a través de sus diferentes servicios que ofrecen.

Los de Mountain View la tienen muy difícil, la adopción en móviles aún se mantiene con números flojos y superar el crecimiento de otras redes sociales como Facebook y Twitter serán una tarea casi imposible. Las aplicaciones móviles, la interfaz de usuario en móviles y la web no son para nada malas, pero las personas aún no se enganchan para llevar contenido. A Google solo le quedan dos opciones: Continuar trabajando en innovar con sus productos y detener las prácticas autoritarias o bien olvidarse por completo del capricho de su red social y moverse a otra cosa.