¡No te pierdas nuestro contenido!

Además del cambio en las condiciones de uso, otro de los detalles que venimos notando en Instagram desde que fue adquirida por Facebook es su acercamiento a la web, es decir, ha pasado de ser una red social exclusivamente móvil (primero en iOS y luego también en Android) a lanzar servicios web como los perfiles de usuario. El siguiente paso de esta evolución acaba de ser desvelado hace apenas unos minutos puesto que, desde hoy mismo, podremos revisar nuestro feed en Instagram desde la web, es decir, podremos acceder a las publicaciones que realizan los usuarios que seguimos e interactuar con ellos desde nuestro navegador de escritorio.

feed instagram web

Hasta ahora, al acceder a la web del servicio lo único que podíamos hacer era gestionar algunos aspectos de nuestro perfil y, con la llegada de los perfiles de usuario, podíamos ver nuestro perfil, visitar el de otros usuarios (conociendo su url o usando alguno de los badges promocionales que habían diseñado para atraer a los visitantes hacia el servicio). Con esta mejora, la web de Instagram nos ofrecerá la posibilidad de visualizar los contenidos y actualizaciones de los usuarios que seguimos de la misma forma que lo haríamos desde el cliente móvil, eso sí, cómodamente desde nuestro navegador de escritorio.

Es decir, al acceder a la web de Instagram y validarnos, podremos visualizar el feed de los usuarios que seguimos, comentar sus fotos y hacer likes sin necesidad de tener que estar saltando entre sus perfiles y, claro está, sin recurrir al cliente móvil. Dejando a un lado el hecho de no poder subir fotografías desde el cliente web y que faltan algunas funcionalidades con respecto al cliente móvil (la sección de explorar, por ejemplo, con su buscador), esta nueva vía de acceso al servicio es de lo más interesante porque nos permitirá echar un vistazo rápido a Instagram cómodamente.

¿Y por qué no podemos subir fotos desde el cliente web? Ya lo comentaba mi compañero Javier el pasado viernes desde Celularis, la esencia de Instagram es tomar fotos con nuestros terminales móviles y, por tanto, se pierde parte de este sentido si nos dedicamos a subir fotografías de terceros o las que hemos tomado con cámaras compactas, réflex o de cualquier otra clase. Sin embargo, la parte más social, es decir, visualizar publicaciones e interactuar con los usuarios, es algo que sí que podemos hacer desde cualquier dispositivo y lugar, una de las patas del servicio que sí que se podía llevar hacia el ámbito del escritorio sin perder las señas de identidad de Instagram.

Con esta nueva mejora, queda bastante claro el esfuerzo (y las intenciones) de Instagram por ofrecer una experiencia de uso completa a los usuarios. Dicho de otra forma, controlar las puertas de acceso para que no haya necesidad de recurrir a servicios de terceros como, por ejemplo, el extenso número de extensiones de navegador que nos ofrecían el feed de Instagram o servicios que ofrecían clientes web como podría ser Webstagram.

Personalmente, creo que esta nueva vía de acceso es un acierto porque da mucha más flexibilidad de uso de la plataforma y hace que sea más sencillo acceder, lo que podría provocar mayor volumen de acceso (sobre todo de aquellos que visitan varias veces al día este tipo de servicios para ver qué se cuece). Cuando Instagram bloqueó la visualización de fotos en Twitter ya comentaron que su intención era redirigir a los visitantes hacia su web y, sin duda, este es otro movimiento que va en este sentido.