Dos investigadores de la Universidad de Indiana han desarrollado un modelo de Inteligencia Artificial que dicen que puede identificar mejor y de manera significativa los tratamientos que ofrecen los médicos a los pacientes. Al igual que la computadora Watson, lista para ayudar en los tratamientos contra el cáncer, se trata de una nueva evidencia de cómo el manejo de grandes volúmenes de datos en las computadoras tendrá un profundo impacto en los sistemas de salud.

Temas: Tecnología

Según cuentan los investigadores, se trataría de técnicas de modelado predictivo que pueden llegar a tomar decisiones más precisas sobre los tratamientos. Lo afirman con estadísticas, con unas pruebas que arrojaron una reducción del 50% en los costos que se suponen en medicina y de más del 40% de mejora en cuanto a los resultados en los pacientes.

La idea detrás de la investigación de Cassey Bennet y Kris Hauser es simple. Si los médicos pueden considerar lo que está sucediendo realmente desde el principio, en lugar de confiar en la intuición, se tomarían mejores decisiones.

Para demostrar su hipótesis, los investigadores trabajaron con datos clínicos, demográficos y otra información sobre más de 6.700 pacientes que tenían los diagnósticos de depresión clínica más severos, de los cuales aproximadamente el 65% tenían trastornos físicos crónicos como la diabetes, hipertensión o enfermedades cardiovasculares.

Construyeron un modelo de IA utilizando el denominado Proceso de Decisión de Markov (que predice la probabilidad de eventos futuros basados en los inmediatamente anteriores a ellos) y considerando las características específicas de estos eventos con el fin de determinar las probabilidades. Esencialmente, su modelo considera los detalles del estado actual de un paciente para luego determinar la mejor acción que efectúe el mejor resultado posible.

Ambos investigadores encontraron a través de una simulación de 500 casos al azar que su modelo disminuía el costo económico con una mejora del 58,5%. Encontraron que su modelo original mejoraba los resultados del paciente en casi un 35%, y que ajustando algunos parámetros podrían reducir esta cifra a 41,9%.

Unos resultados que se viene a sumar a la noticia que llega desde IBM y que nos indica que los equipos informáticos y el manejo y análisis de grandes volúmenes de datos será de un gran beneficio en el futuro para la atención de salud.

En el caso de IBM, la compañía ha anunciado dos nuevas versiones comerciales de Watson, una de ellas diseñada específicamente para determinar el mejor tratamiento para pacientes con cáncer de pulmón. Lo consigue a través del análisis de una "biblioteca" de millones de datos clínicos e investigaciones médicas.

Noticias que no indican que en un futuro se vaya a suplantar la figura de los médicos por una Inteligencia Artificial avanzada, todo lo contrario, la tecnología servirá para complementar el trabajo de los profesionales, digiriendo grandes cantidades de información sobre casos e investigaciones en un tiempo récord para que el médico pueda encontrar el mejor tratamiento posible ante cada situación.