Charles Bolden, Administrador General de la NASA, ha anunciado la creación de una nueva división en la agencia espacial, la Space Technology Mission Directorate, que se encargará del desarrollo de la próxima generación de vehículos y dispositivos de exploración al exterior del planeta.

¡No te pierdas nuestro contenido!
23 de febrero de 2013, 13:11

Charles Bolden, Administrador General de la NASA, ha anunciado la creación de una nueva división en la agencia espacial, que se encargará del desarrollo de la próxima generación de vehículos y dispositivos de exploración al exterior del planeta. Bajo del nombre de Space Technology Mission Directorate (STMD), esta nueva área se integrará a las ya existentes en la NASA, contando con un presupuesto propio e independiente para realizar a discreción inversiones en “tecnología, ampliamente aplicable y de punta, de acuerdo a las necesidades a las que la industria no puede hacer frente hoy en día." Destacando entre los puntos de su proyecto de creación la posibilidad de apoyo a proyectos surgidos en el ámbito académico o el sector privado, que puedan resultar benéficos para el objetivo de la agencia, en su esfuerzo por evitar el rezago tecnológico en materia espacial.

Un programa robusto de desarrollo de tecnología espacial es vital para conseguir nuevos logros y alturas en materia de exploración espacial, enviando a astronautas norteamericanos a nuevos destinos, como a un asteroide en Marte. Una alta prioridad de la NASA es invertir en tecnologías de transformación. Nos enfocaremos en las actividades de colaboración con la industria y la academia, para propiciar el avance de la exploración espacial y de las ciencias de nuestra nación, manteniendo al país competitivo en esta nueva economía de innovación.

Es lo que señala Charles Bolden en su declaración oficial sobre el futuro Space Technology Mission Directorate (STMD). El presupuesto exacto con el que contará esta nueva división no ha sido definido, sin embargo posee una relación directa con la petición presupuestal del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para aumentar la inversión e investigación en los campos de aviación y aeronáutica espacial, de acuerdo a las áreas tecnológicas de mayor prioridad, resaltando entre ellas la comunicación espacial, el uso de tecnologías láser, la implementación mejores sistemas aéreos no tripulados y transportación espacial, entre otros. La solicitud original de Obama va sobre los 699 millones de dólares, como presupuesto exclusivo para la división, lo que es un hecho es la existencia próxima de esta nueva área, pero la cifra final de sus arcas será determinada por el Congreso de la Nación.

Durante los últimos años la NASA ha pasado por distintos periodos de recorte presupuestal y pérdida de popularidad, después de todo los viajes especiales ya no son lo mismo, ni provocan el mismo impacto social que en la década de los 70. Aun así se las han arreglado para mantener sus actividades generando nuevos proyectos e investigaciones sobre distintas áreas, como el estudio de la Materia Oscura en la vía láctea. De manera que es muy probable que esta nueva inyección de vitalidad lleve a la agencia a nuevos horizontes.