Sea el iWatch o cualquier otro reloj inteligente, hay una serie de características que un producto de este tipo debería tener para popularizarse de forma masiva. Algunos como el Pebble van por la buena dirección pero hace falta más para que un producto de este tipo sea realmente útil y popular.

¡No te pierdas nuestro contenido!
7 de marzo de 2013, 02:18
Más de: APPLE, IWATCH

Que el iWatch (o como se vaya a llamar) estará entre nosotros más pronto que tarde es casi una realidad. Sabemos que Apple está dedicando muchos recursos al proyecto y que Jony Ive ya lleva tiempo madurando la idea de hacer un reloj inteligente. Apple no es, lógicamente, la única en probar suerte en este campo y de hecho ni llegan los primeros ni inventan nada. Otras marcas lo han intentado en el pasado con más acierto o desgracia y en el mercado hay algunos modelos que podemos comprar si queremos experimentar la sensación de llevar un dispositivo que aún no es común verlo entre el resto de gente.

Pero por muchos modelos que haya en el mercado ninguno ha conseguido destacar suficiente. Tenemos quizás como única excepción el caso del Pebble, que aunque ha batido récords y ha despertado el interés de mucha gente no ha dejado de ser todavía un producto de nicho. Aunque se vendan con normalidad no creo que dentro de un año haya muchos por la calle ni que mucha gente vaya a saber que es. Y es que un producto funciona cuando es conocido no solo entre el público que consume tecnología (información y productos) sino entre el resto de gente. Para ello hay que conseguir que se hable de ello, que los medios generalistas le dediquen atención y que el producto sea suficientemente innovador.

Aunque estamos hablando de un producto que aún ha de despegar y por ello esta innovación se supone, sí que hay algunas características que creo que el iWatch o cualquier reloj inteligente debería tener y que algunos modelos que nos podemos encontrar hoy en día no cumplen. Son cosas que parecen obvias, sin las cuales creo que un producto así no debería ni salir de la fábrica pero como no todos los productos disponibles hoy en día las cumplen, las vamos a repasar. NO están en ningún orden en particular, son solo características que debería tener cualquier smartwatch.

Batería

Parece obvio pero un reloj que tiene una batería de dos días no me sirve para nada. Estamos acostumbrados a que el reloj normal sea una parte más de nuestro cuerpo. Las baterías pueden durar años y los relojes automáticos no necesitan ni recargarse. No pido un sistema que cargue la batería con el movimiento (aunque sería un punto de venta espectacular) pero sí una batería que me dure al menos una semana laboral, unos 5 días. Además me gustaría que me avisara con tiempo de que se va a agotar. No voy a estar continuamente mirando la batería como hago con el móvil y no quiero tener esa sensación de que en cualquier momento se va a quedar muerto con lo que, a parte de una gran duración de batería, necesitaría un sistema que me avisase con mucho tiempo de antelación.

iwatch 2

Notificaciones

No se si Apple puede desarrollar una funcionalidad que ahora ni imaginemos pero los relojes inteligentes tal y como están planteados ahora mismo sirven para notificar. No es algo malo, de hecho evita tener que ir sacando el móvil del bolsillo pero ya que es la funcionalidad principal lo tienen que hacer bien. Quiere decir que hace falta un altavoz potente o un motor vibratorio o una luz de notificación de algún tipo. O todo junto.

Esto en cuanto a recibir la notificación. Pero no sirve de nada si la recibo y tengo que sacar el telefono del bolsillo. Con lo que la segunda parte es la de interactuar con esa notificación. Ya sea mediante voz o con un teclado escrito tengo que poder responder a un mensaje, un tweet o una llamada. Si no no me sirve de nada. Que me diga "tienes un mensaje" y tenga que sacar el teléfono del bolsillo para responder hace que el reloj pierda su utilidad.

Capacidades de segunda pantalla

Con un reloj también espero no solo notificaciones sino algo que expanda lo que ya tengo en el móvil pero de una manera más portátil. Aquí yo me fijaría en Nintendo y sus DS y Wii U. Cuando lo presentaron pensé que la segunda pantalla no tenía ninguna utilidad pero son muchos los desarrolladores que le han sacado partido. Aquí lo mismo. Si tengo el telefono en el bolsillo o en una bolsa y estoy de excursión quiero poder ver un mapa o poder hacer una búsqueda en internet o ver las estadísticas de mi paseo. Me da igual si es el teléfono el que procesa todo y le manda la información mediante Bluetooth o si realmente el reloj lleva un procesador potente y gestiona todo esto sin necesidad de un móvil cerca. Solo quiero que funcione debidamente, que no se cuelgue, que pueda correr las aplicaciones optimizadas y que tenga una funcionalidad útil más allá de las notificaciones.

iwatch 5 leikr

Pantalla

Enlazando con las aplicaciones y la función de segunda pantalla, necesito que el lugar donde vea la información sea claro. No creo que haga falta una pantalla inmensa ya que comprometería el tamaño global. Solo necesito que sea clara. Y esto incluye legibilidad en cualquier condición, tanto en interior como en exterior. Es por ello que no se porqué decantarme. ¿Mejor una pantalla monocroma con una visibilidad muy alta o una pantalla con colores muy vibrantes y bonitos pero que no se ve bajo el sol? Lo ideal sería algo que uniera ambas características.

También necesito que esta pantalla responda. Si me tengo que pelear con el reloj en lugar de disfrutarlo no vamos a ningún sitio. Es por ello que los gestos táctiles han de funcionar bien y la respuesta del sistema ha de ser la misma que tenemos en un smartphone.

Medidor de actividad

Aprovechando que estamos hablando de un reloj inteligente, me imagino que lleva sensores. Para reloj sin sensores ya tengo el de toda la vida. Y si lleva sensores podemos usarlos para medir mi actividad. Así pues, primeramente me gustaría ver un GPS dentro de él. Ya entiendo que la batería no durará los 5 días con el GPS encendido pero ya hay modelos de Suunto o Garmin que registran tu posición con GPS y cuya batería puede durar hasta 50 horas con un refresco de la señal GPS de 60 segundos. Así pues me gustaría poder encender el GPS y que este se ajuste a mi velocidad, para saber cada cuanto ha de refrescar mi posición. Si voy lento ya que voy de excursión tengo suficiente con 1 minuto y si estoy corriendo que lo haga cada segundo. Lo hacen multitud de relojes deportivos y existen chips que tienen mucha precisión y un consumo mínimo.

SONY DSC

Pero esta sería la función secundaria, es decir, un GPS que el usuario encendiese a voluntad. La función primaria debería usar el acelerómetro, el giroscópio y hasta un barómetro para hacer lo mismo que hace el Fitbit. Aprovechamos que el reloj es un dispositivo que llevamos siempre encima para hacer que no solo nos de notificaciones sino que mida nuestra vida activa, tanto en exteriores con el GPS como en interiores con los demás sensores. Y no solo actividad física ya que también podría medir la calidad de nuestro sueño. Un medidor que funcionase 24 horas.

Otros sensores que me gustarían serían un pulsómetro y un sensor de sudoración, pero entiendo que todo no puede ser, así que estos los podrían dejar para el iWatch S.

Tamaño adecuado

Todo lo anterior es muy bonito. Muchos sensores para medir muchas cosas y una batería que dure días. ¿A costa del tamaño? No, no quiero llevar un tocho en la muñeca ni quiero que la gente me señale como el rarito. Ya entiendo que no tendrá el tamaño de un Swatch Slim pero no necesito un armatoste gigante. Solo algo fino y que no pese demasiado. Y con un buen diseño, no algo que parece que ha salido de la forja del herrero.

iwatch 3

Sumergible

No se si hace falta mencionarlo pero como hay muchos smartwatches que no lo son quizás no está de más. Si es un dispositivo que ha de estar en mi vida de manera permanente, no quiero sacármelo. No solo en la ducha, lo cual se supone sino que quiero que se pueda sumergir para cuando voy a la playa o la piscina. Cuando te lo empiezas a sacar y poner es cuando lo puedes perder o cuando se rompe así que si es sumergible me lo llevo a todas partes y no hay que sufrir por si llueve mucho o si se moja.

Precio

Es el último punto y el más complicado. A un dispositivo que haga todo esto ¿que precio le ponemos? En el caso de Apple, da igual el que le pongan ya que nos parecerá caro de todas maneras. Pero ¿cuanto estaríamos dispuestos a pagar por un aparato que si hace todo lo mencionado, sería algo bastante revolucionario? Está claro que la innovación tiene un precio y que hacer las cosas bien también lo tiene. Pero no hay que olvidar que será un gadget que seguramente no irá solo, no sustituirá a nada y sí que complementará con lo que ya tenemos. Es por eso que no puede costar igual que un iPad o iPhone. Y si estos productos se tienen que popularizar solo lo harán con precios asequibles y adecuados.

pebble

Por último no quería acabar la lista sin mencionar un par de cuestiones. La primera es la compatibilidad. Si Apple saca un iWatch y va unido a un teléfono imagino que solo funcionará con productos Apple, ¿pero es necesario? Es decir, si quiero un iWatch y no tengo iPhone, ¿me tengo que comprar primero el iPhone y luego el reloj? Es por ello que desearía algo que, en el caso de requerir un smartphone, pudiera funcionar con más de un sistema operativo. Quizás si lo uso con Android no tendré algunas funcionalidades, algo como Siri o similares, pero creo que no debería requerir un teléfono Apple para poder comprarlo.

Por otra parte, por favor, que sea simple y que no olvide su función principal, que sigue siendo la de dar la hora. Que no tenga que hacer gestos extraños para ver la hora ni pasar por 20 menús hasta llegar al reloj. Eso va para el sistema operativo y la interfaz. Que lo pueda usar alguien mayor. Solo así se conseguirá un producto masivo.