Un piloto de una línea aérea internacional avistó una nave no tripulada volando a 60 metros de distancia del avión de pasajeros en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. El FBI reconoce oficialmente el incidente mediante un comunicado e investiga la procedencia del dron.

¡No te pierdas nuestro contenido!
6 de marzo de 2013, 00:24
Temas: Seguridad
Más de: DRONES, FBI, NUEVA YORK

El FBI investiga el reporte de un piloto de Alitalia, una línea comercial europea, quien informó del avistamiento de una nave aérea no tripulada, en las cercanías del aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, este lunes. De acuerdo con lo señalado en el informe, encontrándose a 550 metros de altura, el dron se acercaría a unos 60 metros del avión de pasajeros, mientras realizaba su proceso de aterrizaje, siendo notada por el piloto que dirigía la maniobra. Al inicio cuando la Agencia Federal de Aviación dio a conocer el suceso, se mantuvo hermetismo absoluto sobre la veracidad de dicha información. Sin embargo, el Buró de Investigaciones ha vuelto oficial el incidente mediante un comunicado en donde solicita apoyo para recopilar más datos sobre el acontecimiento con el objetivo determinar su verdadera procedencia.

John Giacalone, el Agente Especial del FBI fue el encargado de emitir el anuncio oficial sobre el incidente, pidiendo a cualquiera que tenga información sobre la nave no tripulada o el operador que entre en contacto con ellos. La grabación del reporte a torre de control, que puede ser escuchada en el sitio liveatc.net, da cuenta de lo señalado por la Agencia Federal de Aviación en su comunicado oficial:
Estamos investigando el reporte de un piloto de una aerolínea internacional que avistó una nave, sin tripulación y operada aparentemente por control remoto, en la cercanía de las inmediaciones de la pista 31 del aeropuerto internacional JFK, cerca de las 13:15, este lunes. El piloto no realizó ninguna acción evasiva y el vuelo aterrizó sin accidentes.

El avión no tripulado tenía dimensiones pequeñas, su vuelo en dirección al Boeing 777-200 de Alitalia fue extremadamente cercano y después se alejó en dirección hacia Brooklyn. Quién controlaba el dron y con qué objetivo sigue siendo desconocido. El aparato, descrito en color negro, con cuatro turbinas propulsoras y una anchura estimada en no más de un metro, fue avistado cerca de las 13:15 horas del lunes, por el vuelo 60U de esta línea aérea europea, que iba llegando de su ruta Roma – Nueva York. Dejando de lado cualquier teoría conspiratoria, el FBI toma las riendas del incidente en razón de que la operación de una nave no tripulada en las cercanías de un aeropuerto se considera un delito, ya que resulta un peligro potencial para la tripulación de cualquier avión comercial, debido a que en caso de colisión o de que el dron sea absorbido por el sistema de turbinas de la nave más grande, podría poner en riesgo serio la vida de los pasajeros.