Aunque se tiende a pensar que el P2P solamente se utiliza para piratear contenidos, existen en la red ejemplos de uso de este protocolo para ofrecernos servicios de valor que pueden mejorar, por ejemplo, nuestra experiencia de navegación en Internet. Hola.org es un buen ejemplo de este hecho, un servicio que acelera nuestra navegación y nos abre las puertas hacia un Internet más rápido y accesible.

Temas: Internet

Aunque la industria de los contenidos intente demonizar Internet y las redes P2P y, prácticamente, cuando hablamos de P2P la primera imagen que se suele asociar es la del intercambio de archivos y la piratería; las redes peer-to-peer nos presentan una arquitectura de red que optimizan el uso del ancho de banda y los recursos de los equipos que forman la red abriéndonos la puerta a múltiples servicios como la VoIP, el streaming de audio y vídeo o, incluso, la computación distribuida. El P2P no es un sinónimo estricto del intercambio de archivos y, por ejemplo, servicios como Skype nacieron bajo el paraguas del P2P y su aplicación a las comunicaciones de voz a través de Internet o el United Devices Cancer Research Project de Intel para la investigación contra el cáncer como ejemplo de proyecto de computación distribuida basada en el P2P.

Otro proyecto que ilustra el uso del P2P para mejorar la calidad de la red y abrirnos la puerta a mejores es servicios es Hola.org, un interesante servicio que nos ofrece aceleración web y un proxy a servicios que solamente son accesibles desde determinadas ubicaciones geográficas gracias al esfuerzo colectivo y la aportación de recursos (ancho de banda, computación, etc) de todos los usuarios del servicio.

¿En qué consiste Hola?

Hola.org es un servicio que nos ofrece la posibilidad de navegar más rápido por la web (dicen que hasta 10 veces) gracias a la eliminación de cuellos de botella, retardos y restricciones que podemos encontrar mientras navegamos por la red. Gracias a la combinación de una caché (que disminuye el número de peticiones a los servidores que alojan los contenidos), la combinación de múltiples fuentes de contenidos, algoritmos de compresión y una infraestructura basada en el protocolo P2P, Hola.org es capaz de acelerar nuestra navegación de la misma forma que si instalásemos un proxy-caché en nuestra oficina o nuestro ISP cachease los contenidos para descongestionar sus redes.

Gracias a este planteamiento, Hola.org ofrece aceleración en la navegación web en un buen número de sitios que no usen SSL (por motivos lógicos) aunque la cobertura del servicio depende, directamente, de los usuarios del mismo y de sus hábitos de navegación. ¿Y por qué esta dependencia? En el fondo, todos los usuarios del servicio somos piezas de esta gran caché de contenidos y, entre todos, contribuimos a acelerar la navegación de todos los usuarios; por tanto, cuantos más usuarios tenga Hola.org mejor será la calidad de servicio que ofrezca porque mayor será la infraestructura con la que cuente.

De la misma manera que SETI@Home usa nuestra CPU cuando no estamos usando nuestro ordenador personal, Hola.org usa nuestra conexión a Internet y nuestro equipo en los "tiempos muertos" en los que no lo estamos utilizando, revirtiendo en la red nuestros recursos y contribuyendo a que otros puedan mejorar su velocidad de conexión y su experiencia de navegación.

El servicio está disponible en forma de cliente para sistemas operativos Windows y Mac OS X (que son los que aportan aceleración en la navegación) así como extensiones para Firefox y Chrome (si buscamos aislar un poco más el funcionamiento del servicio aunque solamente nos servirá para acceder a sitios restringidos) aunque el escritorio no es el único de los objetivos que se cubren en Hola.org puesto que también podremos encontrarlo en forma de aplicación Android con la que acelerar las descargas de datos desde nuestro terminal (ahorrando en consumo de datos, batería y, sobre todo, en tiempos de espera).

Además, aunque no llega al nivel de una VPN o al servicio que nos pueda ofrecer la red Tor, en cierta medida nos permite mantener el anonimato en la red y ocultar el origen de nuestra conexión, un aspecto interesante que se materializa en el acceso a servicios que, por disponibilidad geográfica, no podríamos usar.

¿Qué mejoras reales nos aporta?

Hola.org es un servicio que aún está en fase beta y, por ahora, parece que no hay planes de expansión a SmartTVs o cualquier otro dispositivo (Apple TV por ejemplo) pero, teniendo en cuenta que es gratuito, bien vale la pena echarle un vistazo con detenimiento porque los usuarios y nuestras infraestructuras somos los que formamos la "gran nube" que soporta el servicio.

Hola Extensión Chrome

En términos generales notaremos que los vídeos de YouTube tardan algo menos en cargarse, al menos esa es la percepción que he tenido al visitar varios vídeos musicales y poner la reproducción con y sin tener instalado el cliente de Hola.org en el equipo (que es el que aporta la aceleración web).

Sin embargo, lo más interesante llega con el acceso a servicios que, debido a restricciones geográficas, no están a nuestro alcance y, por tanto, no podemos disfrutar. ¿Y qué servicios tenemos disponibles gracias a Hola? Tras instalar la extensión en Chrome (que ha sido la opción que he elegido), podremos observar que al pulsar sobre el icono de ésta se despliega una ventana en la que podremos activar o desactivar el proxy que nos permite desbloquear sitios web como Hulu, Netflix, Pandora, la web de la Fox, el iPlayer de la BBC o la web de la CBS.

Dicho de otra forma, si tenemos la extensión de Hola.org activa y activamos el proxy podremos disfrutar de Pandora sin necesidad de estar ubicados en Estados Unidos o tener que contratar un servicio de VPN para poder suscribirnos a Netflix.

¿Funciona bien? ¿Vale la pena?

La experiencia de navegación mejora conforme mayor sea el número de usuarios que formen la red y, por tanto, mientras Hola.org adquiere una masa crítica las mejoras son bastante sutiles y, en el caso de la navegación convencional, aún es pronto para hablar de grandes mejoras o diferencias. Al visualizar algunos vídeos de YouTube sí que he notado cierta mejora aunque, eso sí, por ahora no he notado un salto diferencial (aunque sí que los vídeos no se detuvieron porque el buffer se quedase vacío).

Pandora sin usar Hola.org

Donde sí notamos el efecto de Hola.org es al acceder a los "servicios prohibidos", es decir, a Pandora o Netflix que no prestan servicio en España. De obtener un disclaimer que dice que mi IP es de España y que, por tanto, no puedo acceder a Pandora porque solamente está accesible desde Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, he pasado a poder acceder a éste y, por ejemplo, escuchar algunos discos de Sting y The Police.

Algo parecido ocurre con Netflix puesto que gracias a la extensión de Hola he pasado de obtener un Sorry, Netflix is not available in your country yet a poder registrarme en el servicio sin, aparentemente, ninguna restricción. También funcionan sin problemas las páginas de la Fox y la CBS y podemos visualizar los vídeos de las series que cuelgan en sus respectivas páginas web.

Sin embargo, a pesar que Hulu es uno de los servicios que también se promocionan como visibles gracias a Hola, al intentar reproducir un vídeo obtenemos un mensaje que indica que se ha detectado que navegamos a través de un proxy y, por tanto, no podemos acceder a los contenidos que se publican en este sitio web

Pandora usando Hola.org.

Dejando a un lado que no funciona Hulu, poder acceder a la Fox o a Pandora ya es, de por sí, un detalle más que significativo que se hace aún más importante con el acceso a Netflix sin ninguna clase de problema. Si a estas ventajas le sumamos las mejoras en la navegación o la visualización de vídeos en Youtube, parece que Hola.org cumple con lo que promete y, si la comunidad de usuarios apoya el proyecto, nos podríamos encontrar con un servicio que podría cambiar por completo la red que conocemos y hacerla mucho más accesible, abierta y, sobre todo rápida.

Vale la pena echarle un vistazo al proyecto e instalar alguna de las extensiones (Chrome o Firefox) para probar el servicio y sus posibilidades si, por ejemplo, no queremos instalar un cliente de escritorio en nuestro sistema. Es de esperar que el servicio crezca conforme vaya creciendo el número de usuarios y, sin duda, parece que van por la senda adecuada.

Por cierto, desde Hola.org están haciendo una encuesta en Facebook para saber qué sitios de España desbloquear para que sean accesibles desde Latinoamérica.

Galería­ de imágenes