La distribución de contenidos audiovisuales a través de Internet se ha revelado como un negocio que le está funcionando muy bien a Netflix o Hulu. Amazon ha decidido sumarse a esta corriente y producirá 14 episodios pilotos de series de TV para que el público las valore y elija las que más les gustan para que sean desarrolladas.

¡No te pierdas nuestro contenido!
19 de abril de 2013, 20:12
Temas: Cine y TV

Hace tiempo que el sector audiovisual, afortunadamente, está cambiando y ha visto en Internet un potente canal de distribución más que un enemigo a destruir. Si bien es cierto que este pensamiento aún no es compartido por toda la industria, servicios como Netflix, Hulu o Spotify han de mostrado que el streaming de contenidos audiovisuales es un negocio viable y el consumidor está dispuesto a pagar por el acceso a contenidos de calidad bajo demanda. Este cambio de hábitos se hace mucho más patente en casos como los de Netflix o la BCC que apuestan por la producción de contenidos propios con objeto de su distribución a través de Internet. Amazon, que también ofrece contenidos audiovisuales bajo suscripción, ha decidido desarrollar también contenidos propios y someterá varios episodios piloto a la votación de los usuarios.

Amazon, dentro de su cartera de filiales, posee una productora llamada Amazon Studios que ha sido la encargada de producir 14 episodios piloto de productoras y estudios independientes. ¿Para qué producir estos episodios piloto? Antes de arrancar el rodaje de una serie, primero se realiza un episodio piloto que es el que sirve para evaluar el producto y valorar si se decide invertir en él, un proceso que suele llevarse a cabo en las productoras y cadenas de televisión y que, por tanto, no suelen tener en cuenta al público (aunque se den casos que las productoras estén equivocadas y las series resulten un fiasco).

Amazon ha decidido variar este proceso y abrirlo a los usuarios, es decir, los 14 episodios piloto se pondrán disponibles al público para que éste pueda verlo y votar por los que les gusten y así indicarle a la productora de Amazon cuáles serían las series que más probabilidad tendrían de ser vistas por los usuarios.

¿Y cuáles son estas series? Amazon pondrá a consideración de los usuarios 8 pilotos dirigidos a público adulto y 6 series orientadas al público infantil y dichos contenidos estarán disponibles a través de Amazon Prime en Estados Unidos y Lovefilm en Reino Unido. Concretamente, los títulos de estas series con Alpha House (una serie de corte político en la que participa John Goodman y donde Bill Murray hace un cameo), Onion News Empire (una comedia ambientada en una redacción de noticias con Jeffrey Tambor como protagonista), Browsers (una comedia musical), Zombieland (una serie basada en la película de mismo nombre) o Dark Minions (una comedia de animación concebida por dos guionistas de Big Bang Theory).

Alpha House - Amazon producirá series de TV

Si bien el proyecto, por ahora, está circunscrito a Estados Unidos y Reino Unido, es un buen ejemplo de cómo está cambiando la distribución de contenidos y el proceso de producción de series de televisión. Netflix ha producido su propia serie original (House of Cards) y la distribuye a través de su servicio con una gran acogida de público, un esquema que quieren llevar a Latinoamérica, que también sigue la BBC para su servicio iPlayer y por el que también está apostando Ridley Scott usando como canal de distribución YouTube.

El público está respondiendo muy bien a este tipo de productos y, por tanto, se demuestra que ante una oferta de calidad los usuarios son receptivos y están dispuestos a pagar por buenos contenidos a precios razonables; un hecho que está cambiando la forma de producir y que, bajo este esquema de Amazon, se podría avanzar algo más para ver si el usuario, incluso, puede formar parte de la cadena de toma de decisiones, apostando desde un primer momento por contenidos que sí van a tener aceptación y evitando fiascos que terminan en series canceladas tras su primera temporada.

¿La principal pega de todo esto? Personalmente, que todo esto aún esté lejos de llegar a España (Netflix aún no se ha decidido a desembarcar por aquí) y que, en el caso de Amazon, el servicio solamente esté disponible en Estados Unidos y Reino Unido.