Si bien Raspberry Pi y Arduino son, quizás, los proyectos de hardware libre más conocidos por el gran público; podemos encontrar un extenso abanico de iniciativas y proyectos que siguen la senda del hardware libre que vale la pena conocer.

Temas: Hardware
Más de: HARDWARE LIBRE

Proyectos como Raspberry Pi y Arduino son muy conocidos por los aficionados al mundo de la tecnología y, además, se han convertido en la base sobre la que muchos aficionados al mundo de la electrónica y la programación desarrollan sus proyectos (y podemos encontrar proyectos de todo tipo). Ambos proyectos son dos muy buenos ejemplos de lo que se conoce como hardware libre, es decir, dispositivos cuyas especificaciones, diseños y esquemas son de acceso público (que no siempre implica gratuidad) y que, en cierta medida, lleva al mundo del hardware la filosofía del software libre.

Aunque Raspberry Pi y Arduino sean de los proyectos más conocidos, la realidad es que existen muchísimos proyectos más de hardware libre que están apoyados por potentes comunidades de usuarios e incluso por empresas. Con la idea de profundizar algo más en este apasionante temática, vamos a hacer un breve recorrido por 5 proyectos de hardware libre que vale la pena conocer y que no son ni Raspberry Pi ni tampoco Arduino.

Open Compute Project

El Open Compute Project, personalmente, es uno de las iniciativas que más me atraen (además de Raspberry Pi) puesto que tiene su enfoque en el mundo del data center y los servidores. Open Compute Project es una iniciativa que surgió hace 2 años de la mano de Facebook, un proyecto de hardware abierto en el que la compañía impulsa el diseño y fabricación de servidores propios cuyos esquemas comparte y así abrir este sector para que se puedan implementar servidores a medida o extremadamente optimizados.

Un servidor de mercado, al ser un dispositivo de propósito general, incluye ciertas funcionalidades y características que no llegamos a utilizar siempre y, por tanto, implican recursos que no se aprovechan. Si a esto le sumamos que, por ejemplo, el logotipo del fabricante colocado delante de la rejilla de ventilación del servidor puede hacer que los ventiladores giren más rápido y servidor consuma más, han hecho que Facebook (con su decena de centros de datos y la enorme granja de servidores que gestiona) se plantee optimizar su infraestructura y hacerla a medida.

Facebook no es el primero en mandar a fabricar servidores propios, Google ya lo hacía desde hace bastante tiempo, sin embargo, los chicos de Mark Zuckerberg trabajan por un ecosistema abierto del que pueden beber otras empresas y fabricantes para reducir un 24% los costes de la infraestructura o 38% los costes de operación.

Rack Facebook Servidores - Open Compute Project - 5 proyectos de hardware libre que vale la pena conocer

La red social de Mark Zuckerberg está dispuesta a abrir al completo el centro de datos y, además de construir servidores y cabinas de almacenamiento, ayer anunciaron el desarrollo de switches y, por tanto, su incursión en el ámbito del networking y, concretamente, en el SDN.

Uzebox

Uzebox, posiblemente, sea un proyecto que muchos conozcan porque no es nada nuevo y ya lleva unos años de andadura. Este proyecto de hardware libre tenía como objetivo desarrollar una consola de videojuegos totalmente libre y abierta, un dispositivo que se ha distribuido en forma de kit y que nos permite rescatar los mandos de nuestra "clásica" SuperNES y jugar con ellos.

La consola Uzebox está basada en el microcontrolador AVR de Atmel en una placa de hardware extremadamente simple con 4 KB de memoria RAM, 64 KB de memoria de programa, una velocidad de reloj de 28.61818 Mhz (con overclocking del microcontrolador), sonido en 8-bits mono y puerto MIDI en un sistema que usa un kernel basado en interrupciones con el que se sincronizan a tiempo real la generación del vídeo o la mezcla del audio.

Una consola de diseño abierto que ha encandilado a un buen número de desarrolladores que han creado bastantes juegos y que, la verdad, vale la pena descubrir.

Cubieboard

Cubieboard se está haciendo muy popular y se le conoce como "la rival de Raspberry Pi". Esta computadora de 49 dólares (un precio similar al de Raspberry Pi) nos ofrece una placa de hardware muy potente en la que podremos instalar un disco duro SATA y donde encontraremos 1 GB de memoria RAM, un procesador ARM A10 de 1 GHz y un almacenamiento ya cargado de 4 GB en el que se ha instalado un Android 4.0.4 para que, directamente, nos podamos poner a trabajar.

Al ofrecernos un hardware algo más potente que Raspberry Pi podremos instalar distribuciones Linux como Ubuntu y plantearnos aplicaciones que requieran un mayor rendimiento o, incluso, introducirnos en el mundo de Linux con un computador de gran potencia y muy bajo coste.

RepRap

Si te atrae el mundo de la impresión 3D, probablemente el nombre del proyecto RepRap te suene bastante familiar puesto que se trata de una impresora 3D de diseño abierto cuyos inicios se remontan al año 2005. Hoy en día, podemos encontrar en la red un amplio abanico de ejemplos de impresoras 3D y muchas de ellas son dispositivos libres cuyos esquemas podemos conseguir para construirnos nuestra propia impresora, sin embargo, RepRap sigue siendo un proyecto de hardware libre interesante porque tenía entre sus objetivos ser capaz de autoreplicarse.

Dicho de otra forma, además de acercarnos al mundo de la impresión 3D y el prototipado rápido, RepRap era capaz de fabricar componentes para montar otra impresora RepRap, una especie de cadena con la que facilitar el acceso a esta tecnología.

Una idea bastante curiosa.

VIA OpenBook

Si bien en este año 2013 hemos visto morir al netbook, es interesante cerrar este recorrido por algunos proyectos destacados de hardware libre por un proyecto soportado por una empresa como VIA Technologies que tenía como objetivo marcar las pautas con las que construir netbooks de marca blanca y siguiendo una especie de estándar común: VIA OpenBook.

Hablar de netbooks hoy en día puede no tener mucho sentido, pero la idea era bastante curiosa porque ofrecía esquemas bajo licencia Creative Commons para que los fabricantes productores OEM (Original Equipament Manufacturer) pudiesen desarrollar sus propios netbooks sin depender de las grandes marcas y ofrecer al mercado dispositivos marca blanca.