Bang with Friends es una aplicación para Facebook que nos permite detectar personas con derecho a roce. En realidad, la confidencialidad es total pero la red social desvela información inesperada. Podéis estar tranquilos, no muestra cuáles son vuestras preferencias. No obstante, si no ajustáis bien vuestra configuración de privacidad, se mostrará a vuestros amigos que estáis utilizando la app. Amigos, la privacidad de Facebook no hay que descuidarla.

Temas: Curiosidades

Bang With Friends es una aplicación que no se anda con rodeos. Además, su nombre indica de una manera explícita de que trata. Hasta ahora sólo estaba disponible en Facebook pero recientemente ha dado el salto al terreno móvil con aplicaciones para iOs y Android. Como bien habéis podido adivinar, se trata de un servicio orientado a que confesemos con quién nos gustaría acostarnos de nuestros contactos en Facebook. Aunque una de las grandes virtudes de esta aplicación sea la confidencialidad, la red social de Mark Zuckerberg revela datos bastante comprometedores. Podemos ver quién usa la aplicación, y si a ello le añadimos las posibilidades de Graph Search, se abren una infinidad de puertas. Dejar la privacidad de Facebook por defecto podría jugar malas pasadas.

El principal objetivo de Bang With Friends se centra en la intimidad, dado que nuestras preferencias no se muestran hasta que algún contacto nos haya deseado también en su lista. En ese mismo instante, los dos recibiremos un mensaje avisándonos de ello. El resto nos lo deja a nosotros.

No obstante, al estar la aplicación conectada con Facebook no todo es tan secreto como gustaría. De hecho, accediendo a un simple enlace podemos ver quienes de entre nuestros amigos utilizan la app. Imaginaos por un momento que algunas personas que estén en una relación aparezcan en el listado. Eso aportaría muchísimos datos sobre el estado de la pareja, el interés, o bien, el tipo de relación que mantienen. En realidad, cada cual sacaría sus propias conclusiones.

Bien, ahora viene lo mejor. Si utilizamos Graph Search, podremos focalizar más la búsqueda utilizando diversos parámetros. De esta forma, por ejemplo, podemos buscar a aquellos que estén casados y utilicen la aplicación. También podríamos seleccionar según los gustos musicales, el lugar de trabajo, la religión y un largo etcétera. El límite está en nuestra imaginación.

En definitiva, aunque se puedan cambiar los ajustes de privacidad para no mostrar que se está utilizando la aplicación, muchos usuarios no lo hacen o simplemente no lo saben. A partir de ahí, aunque no tengamos acceso a las preferencias marcadas, se pueden obtener datos bastante reveladores. Si esa búsqueda la complementamos con Graph Search nos podremos llevar más de una sorpresa. Asimismo, podríamos encontrarnos con unos resultados curiosos e inesperados. La privacidad de Facebook es un punto que no se puede descuidar.