Las últimas filtraciones apuntan a una serie de cambios en el sistema operativo móvil de Apple. La interfaz abandonará el skeumorfismo y adoptará un diseño más sencillo, homogéneo, limpio y elegante.

Temas: Tecnología

El próximo 10 de junio tendrá lugar la keynote de Apple en su WWDC 2013. A pesar de que en los últimos tiempos la compañía no es la impenetrable fortaleza en materia de filtraciones que era en la época de Steve Jobs, por el momento no hay mucha información sobre los temas que se tratarán en el evento. A pesar de ello, los rumores apuntan a que veremos una renovación de los sistemas operativos de la empresa. Y, según han podido saber en 9to5mac, las características de iOS 7 serán sencillas: será blanco, negro y liso (o plano; el adjetivo utilizado por su fuente fue flat).

Esta peculiar definición se refiere a que se abandonarán las texturas pesadas y la interfaz adoptará varios elementos blancos y negros. No obstante, parece que ha habido diversos cambios en la interfaz del sistema operativo, así que no está muy claro cuál será la versión final.

Lo que sí parece claro es que el skeumorfismo, las texturas pesadas de las que hablábamos antes, desaparecerá. Jony Ive, vicepresidente de diseño de Apple, es bastante contrario a su uso y ahora que ya no están en la compañía Steve Jobs ni Scott Forstall, máximos defensores de esta tendencia, será más fácil hacer que abandone el sistema operativo.

El skeumorfismo (la imitación de objetos físicos a la hora de crear un diseño virtual) es el responsable de que entre las aplicaciones desarrolladas por Apple no haya una interfaz unificada, algo que han comenzado a hacer compañías como Microsoft en su suite de ofimática Office. En lugar de ello, la brújula imita la madera, Game Center recuerda a un tapete y el bloc de notas es exactamente eso, un bloc de notas.

Otras de las características de iOS 7 que supondrán un cambio importante respecto al diseño actual serán la pantalla de bloqueo y el centro de notificaciones. La primera, de nuevo según la información obtenida por 9to5mac, cambiará la barra semitransparente sobre la que aparece la hora al pulsar el botón de desbloqueo y los botones para activar el teléfono. Es decir, los cambios serán más de diseño que funcionales.

Por su parte, el centro de notificaciones simplificará su apariencia (desaparecerán los detalles superfluos) y puede que obtenga nuevas funcionalidades. Actualmente éste es uno de los aspectos más criticables del sistema operativo de Apple (aunque también tiene sus defensores) y puede que todo cambie con nuevas opciones de personalización, así como accesos directos a algunas de las funciones más útiles, algo que ya hace Android.

Pero no todos los cambios serán tan radicales. La pantalla de inicio, por ejemplo, es uno de los elementos más característicos de la plataforma, así que no tendría mucho sentido hacer un lavado de cara completo (además, confundiría a los usuarios actuales). Por lo tanto, simplemente se realizarán cambios en algunos iconos y se podría incluir la opción de usar fondos de pantalla panorámicos (de nuevo, una característica que ya está presente en el sistema operativo de Google).

De todos modos, el mutismo de la compañía hace que sea imposible confirmar esta información, aunque todos los cambios parecen lógicos. Así pues, habrá que esperar al 10 de junio para saber si finalmente éstas son las características de iOS 7 y para conocer todas las novedades que no han sido filtradas.