El robot de la NASA ha perforado una roca conocida como Cumberland, que podría confirmar las condiciones necesarias para que existiera vida en Marte

Temas: Ciencia
Más de: CURIOSITY, MARTE, NASA

Desde que Curiosity comenzó su trabajo en el planeta rojo, la comunidad científica aguarda expectante el día en que podamos confirmar si hubo vida en Marte. Esta noticia sería bien recibida por la sociedad, que en cierto modo sigue viendo con cierto escepticismo la investigación espacial.

El trabajo de Curiosity sobre la superficie del planeta consiste en ir analizando las condiciones que en principio podrían haber hecho posible que existiera vida en Marte. Solo en dos ocasiones, sin embargo, el robot ha tomado muestras de alguna zona del planeta rojo, con el objetivo de estudiar sus condiciones de habitabilidad.

La primera vez, Curiosity tomó muestras de una roca que recibió el nombre de John Klein. El estudio de este primer análisis fue un auténtico hito, ya que se trataba de la primera roca en ser observada en dicho planeta, con el objetivo de determinar si alguna vez hubo posibilidades de que existiera vida en Marte.

En esta ocasión, el robot de la NASA ha tomado una segunda muestra de la roca conocida como Cumberland. El objetivo no es otro que confirmar los resultados iniciales obtenidos en el estudio de la primera muestra en polvo de John Klein. Aquel análisis confirmó que era bastante posible que en Marte se hubieran dado las condiciones para que existiera vida en Marte, probablemente bacterias.

Para realizar la toma de muestras, Curiosity ha realizado una perforación en la masa rocosa de Cumberland, como se observa en la imagen. El agujero en la roca ha permitido extraer el polvo suficiente para luego ser estudiado, ya que el robot ha perforado un diámetro de 1,6 centímetros y 6,6 centímetros de profundidad.

Las condiciones favorables para que hubiera vida en Marte, según el primer análisis sobre John Klein, que debería ser confirmado a través de Cumberland, se basan en la existencia de elementos químicos indispensables para la vida, un gradiente energético adecuado para los microorganismos, y la presencia de agua, con un pH lo suficientemente adecuado para que los organismos vivos pudieran existir.

Cumberland se encuentra en la misma zona que John Klein, el área de Marte conocida como Yellowknife Bay. Aunque a partir de ahora Curiosity realizará algunas observaciones más en esta región, en unos meses se desplazará a otra zona de Marte, conocida como Mount Sharp, para continuar con sus investigaciones. Los resultados obtenidos a través de la segunda muestra perforada ahora podrían, por tanto, culminar el éxito de esta misión de la NASA.