YouTube tendría previsto lanzar un modelo de suscripción de pago esta misma semana para acceder a contenido exclusivo como series o películas, según informa el Financial Times. El servicio tendría un costo de $1,99 dólares mensuales. Si el contenido es bueno su éxito estaría más que asegurado.

¡No te pierdas nuestro contenido!
6 de mayo de 2013, 11:35
Temas: Tecnología
Más de: SUSCRIPCIóN, YOUTUBE

Hoy día, muchos siguen siendo reticentes a pagar por servicios en Internet. No obstante, la música ha logrado un gran número de adeptos que abonan cada mes una pequeña suma de dinero para acceder a todo ese contenido sin límites. En el terreno del vídeo es más complicado, todavía no hay buenas opciones en el mercado. ¿Os imagináis tener una alternativa similar a Netflix? Personalmente, me encantaría. De la misma forma, según informa el Financial Times, Youtube lanzaría un modelo de suscripción de pago para acceder a contenido exclusivo como películas o series.

Los servicios de alquiler de películas no funcionan tan bien somo se esperaba. Asimismo, pagar por cada canción descargada es cada vez más utópico. Los usuarios prefieren pagar una cantidad determinada al mes y acceder a todo el contenido que deseen. De hecho, con las tarifas de Internet ha pasado lo mismo. En su día, se cobraba en función de los datos consumidos o, en su defecto, según el tiempo de uso. Ahora, sin embargo, el modelo estándar consiste en pagar una cuota fija a cambio de poder navegar de manera ilimitada.

Youtube querría apostar por este modelo de negocio, que además le supondrían ingresos adicionales. La clave del éxito está en ofrecer calidad a buen precio. Según la fuente, la suscripción que plantea Google sería de 1,99 dólares al mes. Si esto se hiciese realidad, serían unas condiciones duras de batir. A pesar de todo, al principio sólo había unos 50 canales aunque Google ya habría llegado a diferentes acuerdos con las distribuidoras para seguir aumentado la oferta de contenido.

Por otro lado, una de las mayores pegas es que en su comienzo este servicio sólo estaría disponible en Estados Unidos aunque más tarde se expandiría al resto de países. En general, supondría un gran avance para aquellos que realizan vídeos de calidad. De esta forma, estos creadores se beneficiarían en gran medida de las suscripciones. Recordemos que hasta ahora las únicas fuentes de ingresos son los servicios de alquiler de películas y la publicidad de Google. Por último, es inevitable acordarse de Vimeo On Demand. La segunda gran plataforma de vídeo en la red lanzó en marzo un sistema para poder vender vídeos al precio que considere cada uno oportuno. No es lo mismo, pero comparte un punto en común: busca el beneficio de los creadores para incrementar la calidad de contenidos.