Temas: Software

Windows 8.1 introducirá un gran número de nuevas funciones y características, pero también supondrá la despedida de algunas herramientas, como es el caso de la integración con Facebook. Según explicó una portavoz de Microsoft en los foros de soporte de la compañía, la aplicación de fotos de Windows 8.1 perderá la integración con esta red social y con Flickr.

El cambio tiene cierta lógica, pues ambas plataformas lanzarán su aplicación nativa para el sistema operativo de los de Redmond. Sin embargo, no parece que tenga mucho sentido que esto sea en detrimento de la aplicación de fotos de Windows 8.1. Los usuarios que ya estuviesen acostumbrados a acceder desde ella a sus imágenes tendrán que dar pasos adicionales, lo que supone una molestia. Pequeña, pero una molestia.

Según la portavoz de la compañía, CarmenZ en los foros, en un principio se incluyó esta opción para paliar la ausencia de aplicaciones que habría en el momento del lanzamiento del sistema operativo. Sin embargo, ahora hay varias redes sociales que comienzan a apostar por su plataforma.

En Windows 8 queríamos proporcionar una forma para que la gente viese sus fotos en otros servicios sabiendo que habría pocas (si es que había) aplicaciones en la tienda en el momento del lanzamiento que lo permitiesen.

Ahora, explica Carmen, a hay varias apps que dan esta opción, además de la mencionada aplicación de Facebook, de la que creen que "ofrecerá grandes formas de ver e interactuar socialmente" con fotos de la red social. Además, esperan que Flickr haga lo mismo. Pero esta respuesta no ha convencido a los usuarios.

En opinión de varios de ellos, esto supone un paso atrás. "Esta debería ser la aplicación de fotos en 8.1 y debería permitirme trabajar con todas mis fotos, de cualquier servicio y desde cualquier localización de almacenamiento", lamenta uno de ellos. Y es que parece que cuando llegue Windows 8.1, quien quiera ver una imagen de Facebook deberá acceder a la red social, ya sea desde la aplicación específica o desde el navegador. Lo mismo ocurrirá, en principio, con otros servicios como Flickr o Instagram (aunque lo lógico sería que Skydrive, que pertenece a Microsoft, se salvase).

La aplicación de fotos de Windows 8.1 perderá la integración con Facebook

Como decimos, esto no supone una gran molestia para los usuarios, pero sí una complicación añadida. Lo peor es que llega en un sistema operativo que tenía como uno de sus objetivos simplificar las tareas. Y, además, hablamos de una función que ya estaba implementada.

Por lo tanto, es probable que el cambio haya sido el resultado de presiones de las plataformas afectadas. Facebook, en concreto, necesita que sus usuarios visiten su red social para poder monetizar su navegación mediante publicidad. Si ven sus fotos desde una aplicación externa, no les resulta rentable. Así de sencillo. Así pues, no sería raro que hubiesen puesto este cambio como condición para desarrollar su aplicación.