Un estudio revela cómo la fragmentación de Android no ha hecho más que crecer en este último año, pasando de casi 4 mil dispositivos diferentes en el mercado, a 12 mil en la actualidad, lo que complica el trabajo de los desarrolladores y algo que sencillamente no sucede en otras plataformas. Un problema que Google debe enfrentar de una buena vez.

¡No te pierdas nuestro contenido!
30 de julio de 2013, 22:14
Temas: Software

El tema de la fragmentación de Android para muchos será repetitivo y especialmente los fanáticos de la plataforma suelen tomar esta crítica como agresiva y en son de burla, dada la batalla casi religiosa entre usuarios fanáticos de distintas plataformas. Aún así, este es un tema muy serio. La sonada fragmentación es algo a su vez bueno y malo para Android, ya que aunque son muchas más las desventajas, también trae sus beneficios en una materia: volumen de usuarios.

Desde Open Signal han publicado un interesantísimo estudio basado en gráficas donde muestran como año tras años la fragmentación de Android no hace más crecer, a pesar de los esfuerzos de Google en evitar que esto siga sucediendo e ir, finalmente, olvidándose de las primeras versiones del sistema operativo que, aunque suene increíble, siguen presentes en algunos dispositivos, una cantidad mínima, pero existente.

Es ilógico celebrar que la versión de Android Jelly Bean haya alcanzado la mitad de la cuota de mercado de la plataforma a un año de haber llegado al mercado (su versión 4.1). La semana pasada nació la nueva versión 4.3, incrementando aún más la fragmentación, e incluso tardando en llegar a los dispositivos bajo la responsabilidad directa de Google, los Nexus. En mi caso, mi Nexus 4 aún no recibe la tan preciada actualización vía OTA, y aunque muchos dirán que "existen maneras de hacerla llegar más rápido", debemos tener claro que esas no son formas ideales. Si incluso Google falla en hacer llegar sus actualizaciones, estamos en graves problemas.

Pero el mayor problema lo viven los desarrolladores, quienes se ven frustrados por la increíble cantidad de dispositivos y plataformas, que dificultan su trabajo, a diferencia de en otras plataformas. La gráfica a continuación es prueba de ello. Según el mencionado estudio, existen casi 12 mil dispositivos distintos por los cuales los desarrolladores de aplicaciones deben preocuparse para que funcionen sus creaciones.

En apenas un año la cantidad de smartphones y tabletas Android disponibles en el mercado se ha casi triplicado, dado que OpenSignal realizó el mismo estudio el año pasado y en ese entonces, la cantidad de dispositivos diferentes era de 3.997, una notable diferencia con los 11.868 dispositivos Android que existen actualmente en el mercado, de 1.778 marcas distintas.

No solo esto, los desarrolladores además de enfrentarse a varias versiones del sistema operativo, se enfrentan a que cada uno de esos 12 mil dispositivos es diferente ya sea en tamaño de pantalla, si incorporan teclado físico o no, diferente procesador, diferente cantidad de memoria RAM, y muchas más cosas que suponen un tremendo dolor de cabeza al developer.

fragmentacion ios vs android

La comparación es inevitable: esto no sucede en otras plataformas. Windows Phone, iOS e incluso BlackBerry son tan cerradas que se prestan como sistemas más sencillos de desarrollar, en teoría. Especialmente en el caso de los móviles de Apple y de BlackBerry, dado que ellos mismos fabrican sus terminales, por lo que el desarrollador no tendrá mucho en qué preocuparse además de crear una aplicación totalmente funcional.

¿Te has preguntado por qué la misma aplicación se siente más fluida en un iPhone que en un Android? La razón es todo lo mencionado líneas atrás. Y este es un problema que, lamentablemente no parece tener solución, ni pronto, ni nunca. Todo depende de los fabricantes, y los fabricantes siempre preferirán venderte un móvil nuevo antes de actualizar ese terminal que nació con Android 2.2 y que llegó hasta Android 2.3.

La "ventaja" de la fragmentación en Android

Como mencioné al inicio de esta nota, la fragmentación también tiene su punto de ventaja, y este se ubica en el ámbito comercial, en el volumen. En pocas palabras, los desarrolladores Android siguen desarrollando par ala plataforma porque es buen negocio, especialmente si ofreces tu app gratis (con publicidad), dados los problemas que supone al piratería en este sistema operativo.

el futuro de android en nexus 4

El volumen de ventas de Android es increíblemente grande, tanto así que incluso ya han superado el millón de activaciones de dispositivos cada día. Es un mercado demasiado tentador para los desarrolladores. Una cantidad de usuarios potenciales que no pueden dejar pasar.

Por supuesto los desarrolladores se tendrán que seguir enfrentando a decisiones difíciles, como por ejemplo, si desarrollan una aplicación para que pueda funcionar en los terminales más viejos y sencillos, estarían sacrificando potencial y atractivas funciones; por otro lado, si desarrollan para aprovechar los móviles más potentes, estarían sacrificando ese enorme público de terminales de gama baja, como los móviles chinos sencillos con marcas desconocidas (que abundan en la gráfica de fragmentación).

Pero debo ser claro, este tipo de modelo es mediocre y no debe ser considerado ideal. Es como considerar un producto bueno solo porque es barato. Una cosa es tener una relación óptima de calidad-precio, otra es "cuesta 100 dólares así que eso es lo único que importa". El hecho de que los desarrolladores para Android deban considerar dar soporte a plataformas ancianas demuestra el descontrol que existe en el sistema operativo.

La solución a mano de Google... y los fabricantes

Actualmente, Android aún es la opción barata en el mundo de los smartphones. Muchos usuarios (como yo) apreciamos la plataforma y siempre buscamos hacernos con el terminal más potente, el de mejor procesador y en algunos casos la pantalla más grande, pero al fin y al cabo el mercado se mide por volumen, y el volumen en Android son los terminales de gama media y baja.

La solución para mejorar este problema de fragmentación está en las manos de Google, de ponerse más estricto y cerrar la plataforma. Pero, esto supondría perjudicar ese lado abierto de la plataforma que tantos apoyan y que da vida a tantas buenas ROMs como CyanogenMod o MIUI.

Si Google no ejerce presión y los fabricantes no comienzan a dar un soporte real y verdadero a sus dispositivos, el próximo año veremos 18 mil distintos terminales en el mercado y una fragmentación aún peor. Google pareciera estar tomando conciencia de esto, y en Android 4.3 ha incorporado novedades que lo hacen ver más cerrado (incluso dificultando un poco conseguir el acceso Root en esta versión). ¿Estará en sus planes tomar cartas en el asunto de fragmentación? Ojalá sea así.