¿Será que en un futuro tendremos que cargar todos nuestros gadgets en lo que vestimos?

¡No te pierdas nuestro contenido!
4 de julio de 2013, 08:08
Temas: Tecnología
Más de: GADGETS, GOOGLE GLASS

Con el desarrollo de tecnologías como Google Glass y los relojes inteligentes, los gadgets como prendas comienzan a estar presentes en nuestras vidas y siendo sinceros, ¿quién no querría uno? Tal parece que pronto podremos jugar póker de prendas con nuestros dispositivos favoritos. Aunque esto podría ser tan sólo una tendencia pasajera debido a la complejidad del desarrollo y los costos.

Los gadgets como prendas han estado presentes en la mente de los seres humanos desde hace tiempo. Basta con ver a los Power Rangers con su clásico sistema de comunicación con Zordon en un reloj que, además, les permitía hacer morfosis. Y bueno, un montón de películas de ciencia ficción. Pero no fue hasta la presentación de Google Glass que los gadgets como prendas se convirtieron en una realidad cercana a ser adquirida por los simples mortales y no sólo por las personas de un nivel adquisitivo alto que son superhéroes en secreto.

Esto tiene que ver con la diversidad, hoy en día podemos encontrar todo tipo de aplicaciones que pueden sincronizarse con nuestro cuerpo, desde una simple alarma hasta una app tan compleja que nos diga con qué canción tenemos el mejor desempeño haciendo ejercicio. Ahora, estas aplicaciones están "conectadas" a nuestro cuerpo. O sea, con un simple dispositivo que cargamos en nuestros jeans o que adjuntamos a nuestro cuerpo, podemos hacer muchas cosas.

La base de todo esto es el objetivo de hacernos la vida más fácil (y vernos más cool). Tiene que ser mucho más sencillo compartir cuántos kilómetros corriste hoy o la canción que estás escuchando con tan sólo presionar un botón que está pegado a tu cuerpo. Además, el hecho de usar gadgets como prendas tiene que ver con la interacción que tenemos en el mundo y con otras personas. Redes sociales, calendario, desempeño, el clima, la hora, lo que te gusta y lo que no te gusta hacer.

La única limitante, hasta el momento, es la batería ya que no hemos encontrado alguna que permita que nuestros gadgets estén en uso constante durante todo el día procesando información. Sim embargo, cada día nos vamos acercando más al momento en el que nuestros smartphones, tablets y computadoras puedan estar funcionando durante más tiempo y con menos minutos de carga. Un ejemplo: la MacBook Air. También existe la posibilidad de que recarguemos nuestros gadgets con nuestro propio cuerpo. ¿No?

Tal vez algún día nuestros smartphones o computadoras estén pegados a un sombrero o hasta en la ropa interior. Al parecer esa idea de jugar póker de prendas con nuestros gadgets favoritos no está tan lejana. Definitivamente, el futuro de los gadgets como prendas está llegando y más nos vale seguirle el ritmo a este desarrollo ya que, de no hacerlo, podríamos terminar caminando desnudos por las calles.