Os presentamos informe sobre Windows Phone y su ecosistema. Las cifras demuestran que el reciente éxito de la plataforma ha llegado gracias a Nokia y toda la "familia Lumia", quienes acaparan todos los porcentajes imaginables.

¡No te pierdas nuestro contenido!
28 de noviembre de 2013, 16:06

2013 ha sido un año clave para Windows Phone. La compra de Nokia y el lanzamiento de una serie de dispositivos y mejoras en el software han propiciado que se establezca como el tercer sistema operativo del mercado. Es momento de analizar cuales son los números que presenta esta plataforma: cuáles terminales se han vendido más, mayores fabricantes, versión dominante del sistema operativo, etc.

Gracias a AdDuplex conocemos muchos datos acerca de Windows Phone y todos sus dispositivos. Al observarlos, se pueden apreciar una serie de cifras que confirman muchos de los artículos que hemos publicado sobre el sistema operativo y sus terminales, aunque existen un par de sorpresas escondidas en medio de todos gráficos existentes.

Dispositivos a nivel mundial

Ayer precisamente os presentábamos al sucesor del Lumia 520: el Lumia 525, un dispositivo que tiene el difícil reto de superar el éxito conseguido por su antecesor. Como vemos, el Lumia 520 sigue dominando el mercado mundial con un 26,5% del total de unidades. De todos modos, lo que queda claro es la supremacía de Nokia y todos los terminales Lumia, únicos dispositivos que aparecen en el gráfico. El resto de modelos y fabricantes aparecen en un bloque anónimo conjunto.

¿Fragmentación en Windows Phone?: No

Una de los aspectos que más se critica a un sistema operativo es su velocidad y capacidad de adaptación a los terminales existentes, un problema que no se le achaca a iOS y que Google está poniendo mucho esfuerzo por solucionar en Android. En el caso de Windows Phone vemos como, sorprendentemente, el 75,3% de sus dispositivos corren Windows Phone 8, mientras que un 24,7% permanecerían con Windows Phone 7.

Los responsables de ese 24,7% son responsabilidad, mayormente, los Lumia 710 y 800, ya que como se pudo observar en el gráfico anterior, representan el 6,2% y 5,1% (respectivamente) del total de unidades. Sumándole el Lumia 610 tendríamos el 15,3% del total de dispositivos con Windows Phone 7, así que podemos determinar que la Windows Phone presenta unas cifras muy saneadas en cuanto a fragmentación.

Terminales con Windows Phone 8

Como es de esperar, cuando atendemos al número de ventas de dispositivos con Windows Phone 8 se repiten la mayoría de las cifras. Cuantas más variables eliminamos de la ecuación, más margen obtiene el Lumia 520 (en este caso un 10% más), pero lo que no varía es el dominio de Nokia y la familia Lumia a nivel mundial.

Fabricantes a nivel mundial

Las diferencias se hacen aún mayores cuando analizamos los fabricantes que hacen dispositivos para Windows Phone. A estas alturas es incuestionable que Nokia "posee" Windows Phone (y viceversa). Con el 90% de los terminales, está a una gran distancia de su, en teoría, competencia: HTC, Samsung y Huawei. Lo curioso es que este dominio seguiría en aumento y en los próximos meses podríamos ver como las porciones del resto de fabricantes serían más minúsculas de lo que actualmente ya son.

Windows Phone en México

Desgraciadamente, en cuanto a España y Latinoamérica sólo se ofrecen datos de México. Como vemos, la tendencia y los dispositivos dominantes siguen repitiéndose. El Lumia 520 supera un poco la media que presenta a nivel mundial, seguido de cerca por el Lumia 505 y el 710. Nuevamente dominio absoluto de la compañía finlandesa y sus teléfonos de gama baja / media.

Teléfonos para las masas

Nokia Lumia

Tal y como publicaban hace unas horas nuestros compañeros de Celularis, Windows Phone es una plataforma que poco a poco ha ido subiendo posiciones y ganando cuota de mercado. Los rangos de precios tan amplios permiten que se adapten a las necesidades de cada usuario, siendo una de las claves de su reciente éxito.

Nokia y Windows Phone como alternativa a la gama baja de Android
Dispositivos como el Lumia 520 es una "pequeña" muestra de esta apuesta, llegando a conseguir unos números de venta que nunca viéramos en este sistema operativo. Nokia y Microsoft han ofrecido una alternativa de calidad a muchos terminales Android de gama baja, algo que recientemente ha tenido su respuesta por parte de Motorola con el Moto G.

Como hemos dicho, el Lumia 525 busca ser una continuación de dicha apuesta, renovando algunos aspectos internos del terminal pero apuntando a la misma gama de precio y al mismo target. Nokia y Microsoft han apostado por la diversificación ofreciendo terminales como el Lumia 1020 o 1520: satisfaciendo a los usuarios más exigentes y existiendo una gran cantidad de dispositivos inferiores para todos aquellos que no lo sean.

Lumia como salvavidas

Nokia Lumia

Windows Phone es sinónimo de Lumia No hace mucho tiempo estos números eran impensables. Poco a poco la plataforma ha ido ganando prestigio y llenándose de aplicaciones imprescindibles. Esto sumado a una creciente cantidad de terminales con hardware de calidad han ocasionado que muchos usuarios acaben migrando a Windows Phone.

Los números han hablado y lo cierto es que Windows Phone es sinónimo de Lumia. Microsoft parece haber tomado la decisión correcta en el momento necesario y vemos como esta alianza está trayendo una bocanada de aire fresco al mercado. Dispositivos como el Lumia 1020, combinado con aplicaciones como Refocus y el soporte para RAW, han servido como un golpe en la mesa que ha despertado a muchos sectores dormidos.

Habrá que analizar de nuevo estos datos en un par de meses, pudiendo comprobar como cambia su posición en el mercado con la llegada de terminales tan distintos como el Lumia 520 y 1520. La clave es encontrar los targets específicos y ofrecerles un producto adecuado y de calidad. Aparentemente Nokia lo está sabiendo hacer y Windows Phone debería estar agradecido.