Robonaut 2, el robot-astronauta desarrollado por la NASA, forma parte de un proyecto de investigación en el que se le enseñan procedimientos médicos básicos para que pueda ejercer de médico de futuras misiones espaciales.

Temas: Tecnología

Hace tiempo que la NASA viene desarrollando un singular proyecto de robótica que, sin duda, capta siempre la atención del público: Robonaut 2. Robonaut 2 es un curioso proyecto en el que la NASA ha desarrollado un robot antropomórfico (con forma humana aunque, realmente, es un torso con cabeza y brazos de humanoide en realidad) que aspira a convertirse en una "nueva generación" de astronautas que acompañen a los de carne y hueso en sus misiones de exploración. Precisamente, con el objetivo de que R2 (su nombre abreviado) pueda ejercer de ayudante de los astronautas en sus misiones, la NASA está entrenando a su robot en la práctica de la medicina para que pueda realizar operaciones en el espacio.

Para ser astronauta, gozar de una excelente salud es fundamental porque traer de vuelta a un astronauta es complicado pero, en una misión de larga duración, todo debe estar previsto. Dado que enviar un médico al espacio en cada misión no siempre resulta viable, la NASA ha decidido que R2, que será el acompañante de los futuros astronautas (y de hecho habita desde 2011 en la Estación Espacial Internacional), "acuda a la facultad de medicina" y han desarrollado un programa de investigación para explorar las funciones de aprendizaje de este singular robot para que sea capaz de ejercer de manos remotas de un equipo médico situado en la Tierra.

Es cierto que los astronautas, dentro de su entrenamiento, reciben formación básica sobre medicina y enfermería pero en una misión de 6 meses de duración, puede ocurrir cualquier cosa. ¿Y en qué puede ayudar Robonaut 2? Por ahora, la NASA está "enseñando" a R2 a realizar ecografías o, incluso, poner una inyección a un paciente; procedimientos básicos que podrían descargar de algo de trabajo a los astronautas y que son el principio de un sistema de telemedicina que permitirá al equipo médico, que está en la Tierra, usar a R2 como manos remotas para examinar o tratar a los astronautas que están en una misión, por ejemplo, en la Estación Espacial Internacional.

Si alguien es aficionado a Star Wars, esta nueva función de Robonaut 2 le suene familiar a uno de los androides que aparecen en la saga galáctica: el droide quirúrgico 2-1B que vemos tratar a Luke Skywalker al inicio y al final de "The Empire Strikes Back". Quizás aún estemos lejos de estos robots creados para el universo Star Wars pero, sin duda, el trabajo que está haciendo la NASA con R2 y la telemedicina nos acerca un poco más a este tipo de escenarios.