El telescopio E-ELT comienza a hacerse realidad al preparar el terreno donde estará ubicado, en la cima del Cerro Amazones en el Desierto de Atacama en Chile.

El día de ayer se iniciaron las obras para la construcción del telescopio E-ELT (Telescopio Europeo Extremadamente Grande por sus siglas en inglés). Como dice su nombre, las obras también son extremadamente grandes, para iniciar la construcción se explotó la cima del Cerro Amazones, ubicado en el Desierto de Atacama en Chile. Esta explosión se hizo con la intención, como se explicó en la nota, de desintegrar un millón de toneladas de roca de la cima en donde se encontrará el telescopio, que por sus dimensiones, se considera el más grande del mundo.

Tiene como objetivo la observación del universo con un detalle mayor que el del Telescopio espacial Hubble

Con una superficie de 39 metros de diámetro, el E-ELT abre la nueva generación en cuanto a telescopios terrestres se refiere. El Consejo del Observatorio Europeo Austral (ESO) es el encargado del proyecto. ESO es un organismo europeo dedicado a la astrofísica creado en el año 1962. Actualmente lo integran catorce países europeos, además de una oficina en Chile.

Con las obras iniciadas el día de ayer se comienza un largo proceso de construcción que tomará menos de 10 años. Los alcances de esta obra, como dije, también son extremadamente grandes ya que tiene como objetivo la observación del universo con un detalle mayor (16 veces más) que el del Telescopio espacial Hubble que orbita la Tierra. Aprajita Verma es una científica que forma parte del equipo del E-ELT y explica:

Este telescopio será tan poderoso que recogerá suficiente luz como para mirar el límite observable del Universo: poco después del Big Bang, cuando se formaron las primeras estrellas y galaxias.

El Desierto de Atacama es un lugar adecuado para la observación por las características de sus cielos y su clima. La mayor parte del tiempo se encuentra despejado, además que sus condiciones climáticas, recordemos que este desierto está considerado el más árido del mundo. Al Cerro de Amazones, con la explosión hecha el día de ayer, se le quitó al menos 40 metros de altura.

Los avances tecnológicos de este telescopio son de última generación para la observación del espacio. Es curioso como los observatorios tienen que realizarse en lugares especiales y alejados de la contaminación lumínica característica de las ciudades, como dice Neil DeGrasse Tyson en Cosmos, (refiriéndose a la luz eléctrica) “bajamos las estrellas a la Tierra, ¿pero a qué costo? Las estrellas”, porque ya no podemos apreciarlas.

El proyecto del E-ELT costará más de mil millones de euros, entre la tecnología con la que estará equipado está espectógrafos de alta resolución sensibles a la luz, así como equipo de estudio del infrarrojo cercano.