¡No te pierdas nuestro contenido!

Desde que el pasado diciembre isoHunt perdiese el juicio tras una demanda interpuesta en 2006 por los estudios cinematográficos de EEUU, las cosas no le pintaban demasiado bien al popular tracker de torrents. Uno de los puntos claves en la determinación del juez para cerrar el sitio era alegar que aunque isoHunt propiamente no albergaba ningún material protegido por derechos de autor, 'incitaba' (suena absurdo pero es así) a los usuarios a descargarlo.

Poco después su cerador, Gary Fung, su fundador, creaba una versión 'lite' para intentar demostrar al juez que realmente estaba realizando una serie de funciones muy parecidas, sino idénticas, a las que hace cualquier buscador como Google. Finalmente nada de esto ha servido y la justicia norteamericana establecía el pasado martes que isoHunt tendrá que eliminar todos los torrents que albergue referentes a material con derechos de autor.

La sentencia es similar a la impuesta a Mininova, probablemente junto con The Pirate Bay, el único que queda, de los grandes trackers de torrents históricos de internet. Cabe destacar que desde la sentencia, Mininova, como puede verse en este gráfico de Google Trends se ha convertido en poco más que algo anecdótico de lo que un día fue. Lamentablemente, el futuro que le espera a isoHunt es muy probable que sea el mismo.

Todo esto surge contra otra demanda que también interpuso la MPAA, y Gary Fung tiene hasta el 12 de Abril para intentar llegar a cualquier tipo de acuerdo con ellos. Junto con isoHunt la sentencia también afecta a Torrentbox y Podtropolis.

Foto: Jinx