¡No te pierdas nuestro contenido!

En el año 2003 los hermanos daneses Lars y Jens Ramussen crearon junto a los australianos Noel Gordon y Stephen Ma una empresa llamada Where 2 Technologies. No habría gran cosa qué decir de dicha empresa de no ser porque un año después Page y Brin la adquirieron para la construcción de ese lugar que hoy conocemos como Google Maps. Desde entonces los hermanos Ramussen trabajan juntos para Google desde Sydney, Australia... Bueno, al menos así fue hasta hace unos días cuando Lars cambió Google por Facebook.

Obviamente ellos [Facebook] cambiaron el mundo, no obstante parece que aún hay mucho por hacer [...] Tengo mucho que aprender de Mark [Zuckerberg] y su equipo

Lars y Jens también fueron la mente maestra detrás de Google Wave. El mismo software que alguna vez, cuando le fue presentada la idea en 2007, Larry Page llamó "una locura [...] una propuesta no muy atractiva". Hoy sabemos que Wave no fue lo que Google ni los usuarios deseaban y que sobrevivirá como proyecto de software open source.

Al respecto, Lars menciona (las negritas son mías):

No tuvimos el éxito que estaban esperando en Google, e intentar persuadirles sin éxito de no desconectarnos obviamente fue un poco estresante [...] Se requiere un poco de tiempo antes de algo nuevo y diferente llegue a buen puerto y pienso que Google no fue paciente.

Pero Lars, según dice, se va con Facebook porque su oferta es "mucho más irresistible, tanto en términos económicos como laborales". Sobre la idea de llevar Wave a Facebook, reponde

No es mi intención ni la de Facebook ir allá para hacer algo similar [...] Le daré [a Wave] un descanso de al menos un par de años. Espero que lo demás lo tomen y hagan algo mejor de lo que fuimos capaces de lograr.

Que comiencen las especulaciones.

Por un lado está el asunto de Wave y la impaciencia de Google ante su, digamos, lento inicio. ¿De verdad Google debió esperar un poco más? Recordemos que Wave fue lanzado al público en general a partir de mayo de este año, y cerrado sólo tres meses después. Quizá Wave fracasó porque no era tan inmediato, simple e inteligible como otros productos de Google. Pero de esto se ha hablado mucho ya...

Por otra parte, ¿imaginan las ideas detrás de Wave implementadas en Facebook? ¿La contratación de Lars Rasmussen es fortuita o resultado de un interesante plan de incrustar software colaborativo en tiempo real en el corazón de LA red social? Se sabe muy poco al respecto, pero así, sólo como una idea, es verdaderamente atractiva, ¿no lo creen?

Imagen e información: The Sydney Morning Herald