¡No te pierdas nuestro contenido!

Parece que poco a poco los disturbios en el Reino Unido van tocando a su fin, sin embargo en todo el auge de las revueltas el uso de las redes sociales fue criticado por parte del gobierno británico por el uso que se les daba para organizar las revueltas e instigar a las mismas, sirvieron según el gobierno, como canal de comunicación y coordinación. Poco después nos enterábamos que las autoridades ordenaban a las agencias de seguirdad e inteligencia el descifrado de todos los mensajes enviados a través de BlackBerry Messenger, sin que tenga el más mínimo sentido, porque como bien expresó mi compañera Geraldine, la tecnología es neutra, son los usuarios las que la modulan.

Así que ahora que agua pasada no muele molino y todo vuelve poco a poco a la normalidad ese propio gobierno que tanto demonizó el uso y los usuarios quiere reunirse con responsables de nada menos que Facebook, Twitter y RIM para discutir diversos aspectos sobre el uso de las mismas en las revueltas y establecer un análisis consensuado de lo ocurrido. Yo no sé cómo se lo habrán tomado estas compañías pero a mí me huele más a una llamada de atención por parte de los dirigentes británicos para que en caso de producirse una situación de emergencia similar las respuestas de bloqueo y modulación de lo que ocurre en sus redes sean más rápidas que a un sincero acto de reunión para discutir y analizar los hechos.

Por parte del gobierno irá la secretaria de interior británica, Theresa May, y de momento los únicos en confirmar la asistencia han sido los de Facebook, aunque parece haber bastantes indicios de que RIM tampoco dudaría en asistir. El caso de las revueltas es por desgracia uno más de cómo los gobernantes muestran en la mayoría de las ocasiones un absoluto desconocimiento de cómo funciona internet, de las reglas que lo modulan y que están lejos de entender algo tan sencillo como que una red social no es nada más que una herramienta, igual que un martillo, un bolígrafo o un abrecartas, el uso que se les de depende de las personas.

Como digo, me extrañaría mucho que se tomasen la molestia sólo para hablar de las revueltas con los responsables de las redes sociales que ayudaron a organizarlas, me extrañaría más que nada porque sería algo completamente inútil, es más probable que el gobierno deje clara su postura para futuras ocasiones similares a las vividas en los últimos días y que busque alianza y cooperación por parte de las redes sociales para que la próxima vez la censura (sí, censura, no se le puede llamar de otra manera) se más eficaz y más plegada a sus deseos.

¿Hasta qué punto es lícito bloquear una red social por el uso de la misma? ¿Hay algún punto en el que lo apropiado sea cortar por lo sano para evitar males mayores? Pienso que no, pero evidentemente es una opinión no compartida, no dudéis que si las revueltas en lugar de en Reino Unido se hubiesen producido en cualquier otro país las medidas y las respuestas por parte de los gobernantes hubiesen sido muy similares.

En Bitelia: El gobierno británico se reunirá con RIM, Facebook y Twitter para analizar los disturbios