¡No te pierdas nuestro contenido!

Un grupo de ciudadanos en Estados Unidos ha decidido comenzar una campaña en Internet de petición a la Casa Blanca para que se investiguen los posibles sobornos de la MPAA en los políticos del país. La razón, las últimas palabras de Chris Dodd, CEO de la MPAA, la semana pasada. Dodd no dudó en amenazar a la administración Obama con dejar de "apoyar" al presidente en su carrera a la reelección si no replanteaba su posición frente a SOPA. Un mensaje que parecía una clara extorsión y que dejaba en el aire el dudoso papel que tiene Hollywood y el lobby con la política del país.

La historia comenzó la semana pasada. Primero fueron un serie de filtraciones de Deadline donde se situaban a varios magnates de Hollywood indigandos con la posición de la Casa Blanca frente a SOPA. Un día después fue la propia MPAA a través de Dodd quien atacaba a aquellos que llevaron a cabo el Blackaout, terminando con una serie de amenazas al propio presidente de Estados Unidos:

Los intereses de algunas empresas de tecnología están recurriendo a trucos instando a los usuarios y transformándolos en sus peones corporativos...

Aquellos que cuentan con "presupuesto" de Hollywood deben entender la necesidad de apoyarnos y que esta industria está observando con mucho cuidado quién va a luchar por ellos cuando su trabajo está en juego. No me pidan que escriba un cheque por ustedes cuando ustedes no prestan ninguna atención a mi trabajo que está en juego...

Ni que decir tiene que estas últimas palabras han resonado con fuerza en Estados Unidos. Todo el mundo podría entender que existe un lobby que juega detrás del gran público. Las palabras de Dodd dejaban en lugar muy diferente a la MPAA y a toda la industria de Hollywood.

Por esta razón y desde hace unas horas se ha lanzado una propuesta, una petición a la Casa Blanca para investigar a Dodd y la MPAA ante los posibles sobornos que hubieran cometido tras sus palabras.

La propuesta se ha realizado a través de ese altavoz popular en que se ha convertido We the People, una página donde la Casa Blanca permite a los ciudadanos lanzar iniciativas con firmas. Si se llega a 25.000 la Casa Blanca estará obligada a dar una respuesta oficial. En la misma se dice lo siguiente:

... Esta es una admisión abierta de soborno y una amenaza diseñada para provocar un objetivo político específico. Esto es una burla descarada de la ley por la gente en la posición de Dodd y sus riquezas...

Exigimos justicia. Investigar el soborno descarado y procesar a toda persona, especialmente a los funcionarios gubernamentales y legisladores, que estén involucrados.

La misiva necesita 25.000 firmas para el próximo 20 de febrero y en pocas horas están cerca de las 10.000 por lo que a todas luces la Casa Blanca deberá replicar a los ciudadanos y dar una nota oficial sobre la petición.