google

Abril era el mes en el que se había comentado, tras diversos rumores y filtraciones, que llegaría Google Drive, es decir, el servicio de almacenamiento en la nube de Google. A día de hoy el usuario cuenta con una amplia gama de servicios de almacenamiento disponibles y, gracias a tanta oferta, la competencia ha hecho que poco a poco servicios como SkyDrive, Dropbox o Box hayan ido mejorando sus prestaciones en cuanto a espacio de almacenamiento o funcionalidades, permitiendo al usuario múltiples opciones y posibilidad de aumentar el espacio mediante el pago de una cuota por espacio adicional. Según un informe de Reuters, Google Drive (que está a punto de ser lanzado) también habría articulado un servicio de suscripción por el cual los usuarios podrían contratar hasta un máximo de hasta 100 GB de almacenamiento por usuario.

100 GB de almacenamiento en la nube, bajo mi punto de vista, es un espacio nada despreciable en el que almacenar nuestros backups personales o documentación que queremos tener disponible desde cualquier lugar o dispositivo. Si tenemos en cuenta que el servicio gratuito parte de un almacenamiento base de 5 GB, los usuarios podrían adquirir, bajo un modelo de suscripción, tramos de ampliación hasta conseguir 95 GB adicionales y alcanzar los 100 GB (por un precio de 4 dólares al mes por cada tramo de 20 GB), facilidades que, por ejemplo, podemos encontrar también en servicios como Dropbox o el plan de SkyDrive que se presentó ayer.

Además, según los datos que se han ido filtrando, Google promete una disponibilidad del servicio del 99,9% del tiempo, un valor extraordinariamente alto para garantizar a los usuarios que sus archivos siempre estarán disponibles desde el interfaz web, el cliente para escritorio Windows o Mac o la aplicación móvil Android (que se esperan sean lanzadas a la vez que el servicio) o en una futura aplicación iOS que está en preparación y tardará un poco más en llegar.

¿Y cuándo llegará? Esa es la gran pregunta que llevamos haciéndonos algún tiempo y todo hace pensar que quizás antes de finalizar la semana podamos se materialice el lanzamiento. En el blog de Google Francia parece ser que la nota anunciando el servicio se lanzó antes de lo previsto y si a ese detalle le sumamos que nuestro espacio de almacenamiento en Google Docs está creciendo desde 1 GB a 5GB parece claro que el despliegue es inminente y estas son las primeras pruebas de ello. De hecho, con el detalle del crecimiento del espacio disponible en Google Docs parece claro que Google Drive es la evolución de la suite ofimática en la nube de Google o más bien la escisión que separa la suite ofimática del almacén de documentos para tratarlo como un servicio más dentro de la cartera de Google.

Si a estas facilidades le sumamos la posibilidad de que se incluya un servicio de OCR, para reconocer textos en archivos de imagen, la posibilidad de visualizar imágenes y vídeos online (algo que ya se hacía en Google Docs y que Dropbox acaba de incorporar a su servicio y que suma el vídeo en HD) o el soporte para más de 30 tipos de archivos (incluyendo Adobe Illustrator y Adobe Photoshop), Google Drive se presenta como una alternativa muy interesante que llega con un potente paquete de servicios dispuestos a hacer tambalear este mercado cada vez más competitivo. Si bien habrá que ver qué condiciones de uso impone Google al servicio, Google Drive parece estar diseñado para provocar, al menos, que nos planteemos una posible migración de servicio para adoptar la nube de Google.