El concepto de democracia líquida es una respuesta al actual modelo de representación que monopolizan los partidos políticos y el cual lejos de representar la voluntad de aquellos que depositaron su poder en ellos, de hecho lo cancelan y peor aún: lo abusan sistemáticamente.

No debe de sorprendernos que un partido con una plataforma política que reconoce los intereses inmediatos de una sociedad enredada -- y no de los mercados --, siga creciendo de la misma forma que lo hace el hartazgo contra rancias políticas neoliberales. La distribución y acceso a la cultura y el conocimiento por encima de la propiedad intelectual, privacidad por encima del control y la vigilancia, y transparencia legislativa por encima de la opacidad y lobbying; ofrecen motivos suficientes para considerar a los piratas como una opción para una transformación política real.

Es por esto que el Partido Pirata Alemán continúa ganando lugares en los recintos parlamentarios. Su más reciente victoria consiguió 6 lugares en la ciudad alemana de Schleswig-Holstein.

El avance de los piratas como fuerza política en Alemania también se debe a que a nivel interno se han preocupado por reducir la complejidad que implica la representación política y sobre todo, hacer el modo en el que ésto opera mucho más transparente. Todo esto ha sido posible en gran medida gracias a la agilidad que les brinda el software Liquid Feedback:

Un software libre para la formación de opinión política y toma de decisiones, que borra los límites entre la democracia representativa y directa.

La democracia representativa ata a los ciudadanos a soportar la ineptitud de sus gobernantes durante cierto tiempo y en la mayoría de los países no hay mecanismos para revocar el poder de representación que se les da una vez que han sido electos. Por otro lado, la democracia directa no es un modelo realista en gran escala, es decir, jamás se van a poder sentar a dialogar todos los millones de ciudadanos de un país, para ponerse de acuerdo al mismo tiempo y en el mismo lugar.

El mecanismo que permite ejercer esta especie de democracia interactiva se logra por medio de la delegación de votos (proxy voting):

Aquí es donde entra Liquid Feedback. La idea básica es que un votante puede delegar su voto a su aval (técnicamente un proxy transitorio). El voto puede delegarse aún más, otorgándolo al proxy de tu proxy, creando así una red de confianza. Toda la delegación (del voto) se hace, altera y revoca de acuerdo al tema.

En términos prácticos la democracia líquida funciona así: tu votas y eres el proxy de otros en temas ambientales, pero X puede representarte en temas de educación y Z en el área de salud. Además, puedes retomar la representación directa de tu voto en cualquier momento, para cualquier tema y sin tener que explicar el por qué, es tu poder de representación, de participación en la toma de decisiones colectivas.

Cada quien puede seleccionar el modo de usarlo (Liquid Feedback), el cual va desde democracia pura hasta la representativa. Básicamente uno participa en lo que a uno le interesa pero le tienes que participar en todas las áreas, por lo que le puedes dar tu voto a alguien más que actúa por tus intereses.

El software de Liquid FeedBack no fue desarrollado por el Partido Pirata Alemán, ellos son simplemente los que mejor lo han usado. Los desarrolladores -- aunque simpatizantes de la corriente política pirata -- son una start-up independiente llamada Public Software Group y quienes ofrecen su software a cualquier tipo de actor interesado en usar esta herramienta para la toma de decisiones colectivas.

Libre, abierto y distribuido bajo una licencia no restrictiva de M.I.T.; Liquid Feedback está disponible para su descarga gratuita.

El software y en sí, el concepto de democracia líquida, por supuesto que ha llamado la atención de importantes medios como Spiegel, debido a que los piratas se están consolidando definitivamente como fuerza política en Alemania.

El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. Los sistemas complejos, como lo son nuestras sociedades, requieren de soluciones que nos permitan agilizar y amplificar nuestras opciones para alejarnos de modelos políticos y económicos que centralizan el poder. Liquid Feedback nos da la oportunidad de usar la lógica del P2P, el internet y el open-source, para experimentar con nuevas formas de ingeniería social que nos empoderen para participar políticamente de un modo más funcional y efectivo.