¡No te pierdas nuestro contenido!

Después de que se diera a conocer el veredicto del juicio que sostenía Apple versus  Samsung en Estados Unidos, se ha dado otro avance favorable a la compañía coreana, Jucy H. Koh, una juez estadounidense, rechazó la petición de Apple para conseguir que se prohibiera la venta de 26 aparatos que supuestamente infringían patentes. Por lo tanto Samsung no tendrá que suspender las ventas de sus dispositivos en Estados Unidos.

Apple solo logró que se prohibieran las ventas de algunos dispositivos como la Galaxy Tab 10.1 y el Galaxy Nexus de manera temporal, además de la compensación de 1.050 millones de dólares por los supuestos daños en las ventas de la compañía. La juez Jucy H. Koh, dejó firme su posición ante el caso, en su dictamen expresó que Apple no presentó pruebas suficientes para demostrar  la infracción a sus patentes de diseño y un daño irreparable para la empresa.

No hay indicios de que Samsung pudiera acabar con la base de clientes de Apple o forzarlos a salir del mercado como fabricantes de  smartphones, el caso involucra ventas perdidas, no la capacidad de ser un competidor en el mercado.

Parece que con estas noticias, Samsung se relaja ante la guerra de patentes ya que anunció que retirará sus solicitudes legales para prohibir la venta de equipos de Apple en Europa, donde también tenían una fuerte disputa en cortes de Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Holanda.

Samsung mantiene el compromiso de licenciar sus tecnologías en términos justos y razonables, creemos firmemente que es mejor cuando las compañías compiten de manera justa en el mercado en vez de hacerlo en la corte.

En el 2013 será una batalla diferente entre estos dos gigantes, ya veremos quien logra innovar y lanzar los productos más atractivos para los consumidores, como siempre debió de ser la competencia, en lugar de entrar en situaciones legales que impiden la innovación. Samsung debería aprender la lección: dejar de ver que es lo que está haciendo Apple  y enfocarse en mejorar y desarrollar sus propios productos.