¡No te pierdas nuestro contenido!
22 de febrero de 2013, 19:41
Temas: Tecnología

Han pasado alrededor de cuatro meses desde la salida de iOS 6 y el lanzamiento de los mapas de Apple en detrimento de Google Maps, un movimiento que no salió nada bien y requirió que el mismísimo Tim Cook publicase una disculpa. El regreso de Google Maps a iOS en forma de una aplicación nativa la convirtió en una de las más descargadas de la App Store y, además, añadía un detalle muy interesante: un SDK para que los desarrolladores pudieran apoyar sus productos y servicios sobre los mapas de Google. En principio, este SDK requería un key de acceso que estaba sujeta a petición y resolución por parte de Google, un hecho que Google ha decidido relajar abriendo el SDK para iOS a todos los desarrolladores de esta plataforma.

El movimiento, lógicamente, está enfocado en captar un número amplio de desarrolladores que abandonen los mapas de Apple y se pasen a Google Maps para integrarlo dentro de sus aplicaciones y, sinceramente, es una oportunidad que los de Google no van a desaprovechar (aunque aún sea pronto para valorar si el movimiento provocará un gran trasvase de desarrolladores).

Además de la apertura del SDK, que se supone que se materializará en la obtención inmediata de la key aunque tampoco es que hayan comentado mucho al respecto, el equipo de Google Maps ha realizado algunas mejoras para incentivar, aún más, el uso del servicio que se centran en el control por gestos o el uso de las distintas capas que ofrece el servicio. Lo que Google sigue sin compartir, por ahora, es el navegador GPS que sigue siendo algo exclusivo del servicio y no parece que tenga intención de abrirlo para que terceros lo integren dentro de sus aplicaciones.

Desde el primer momento, tras el aluvión de críticas, los mapas de Apple entraron en un proceso de mejora continua para solventar todos esos problemas y fallos que han convertido al servicio en una de los errores más sonados de 2012 pero, a pesar de las mejoras, Google Maps sigue siendo uno de los actores de peso dentro de este segmento y mantiene una posición de dominio que va a ser muy difícil de arrebatar.

De todas formas, ahora es el turno de los desarrolladores y no queda otra que esperar para ver por qué servicio piensan decantarse.