Utilizando placas de hule espuma y un Raspberry Pi, un desarrollador creó una versión miniatura de la primer Macintosh de 1984 totalmente funcional.

"Querida, encogí la computadora", es la frase que titula la entrada del blog de John Leake en la que explica cómo es que construyó una Macintosh de 1984 y la hizo funcionar utilizando un Raspberry Pi. Este desafío le tomó un poco más de 12 horas y estuvo a punto de considerar la impresión 3D como una opción más viable. Sin embargo, su dedicación y empeño pudieron más; y como resultado de este proyecto, obtuvo una Macintosh Raspberry Pi de 1984 a escala 1/3 con la real.

Este pequeño dispositivo tiene una pantalla de 3.5 pulgadas, dos puertos USB, un puerto HDMI y uno Ethernet. Además incluyó otro puerto WiFi y uno Bluetooth. La Macintosh Pi (como he decidido bautizarla) corre un emulador del sistema operativo llamado Mini vMac sobre Raspbian y se ve completamente real. Importante mencionar que este emulador también puede hacer que la pequeña computadora también corra Linux. El costo del proyecto fue de aproximadamente 100 dólares, siendo la placa Raspberry Pi y la pantalla monocromática las partes más caras de la Macintosh Pi.

Si alguna vez viste una Macintosh de los 80's reconocerás inmediatamente este modelo y la interfaz de usuario que lo caracteriza. Un proyecto que se une a la lista de cosas que puedes hacer con un Raspberry Pi y que encantará a todos los fanáticos de Apple como John. Este desarrollador incluso se tomó el tiempo de hacer que la Macintosh Pi tuviera un slot para el disco de 3.5 pulgadas que, aunque es totalmente inservible, le da el look completo a la Macintosh Pi.

Esta no es la primera vez que este desarrollador crea una computadora vieja. Todo aquel que visite su blog se dará cuenta de todas las creaciones que tiene y todo el amor a Apple que tiene. Sin embargo, la Macintosh Pi es, sin duda, uno de sus mejores proyectos.

Es importante darle las gracias al software libre que hace posible el uso de plataformas como Raspberry Pi y/o Arduino para la creación de tecnologías que podemos utilizar todos los días; ya sea para nuestra diversión o entretenimiento y hasta para uso profesional. Si tienes alguna otra idea de lo que se puede hacer con este tipo de placas y software, no olvides dejarla en los comentarios.