El smartphone modular de Motorola, hasta ahora llamado Project Ara, logrará ser realidad gracias a la impresión 3D y la empresa 3D Systems, experta en la materia. ¿Es este el futuro de los móviles?

¡No te pierdas nuestro contenido!
23 de noviembre de 2013, 01:50
Temas: Tecnología

Hace apenas algunas semanas, Motorola, el gigante de los teléfonos móviles que ahora es propiedad de otro gigante, Google, anunció un muy ambicioso proyecto llamado Project Ara que consiste en la primera versión de un smartphone modular de la mano de un fabricante de peso, dado que hasta ahora solo habíamos visto un pequeño pero gran concepto llamado Phoneblocks.

La idea de estos smartphones (que por ahora siguen siendo un concepto) es muy sencilla, pero increíblemente atractiva. Se basa en ofrecer al usuario la posibilidad de "diseñar su móvil" a su antojo. Contando con las especificaciones técnicas acorde a sus necesidades, y con la posibilidad de reemplazar cualquiera de sus partes simplemente como si se tratase de un extraño rompecabezas, o juego de LEGO.

Para esto, Motorola anunció que un proyecto de este calibre debería ser abierto y así aprovechar todo el potencial y la imaginación de la comunidad. Algo como lo que hizo Android en el software libre, pero llevado al hardware. Sí, hardware abierto, y esto nos lo ha recordado Dennis Woodside, CEO de Motorola, cuando nuestros hermanos de Celularis le preguntaron acerca de los phoneblocks en una interesantísima entrevista reciente.

phonebloks motorola project ara

Así, si hablamos de hardware abierto, lo primero que se nos viene a la mente en la actualidad es la oportunidad que representa en esta materia la impresión 3D. Y por supuesto, en Motorola han pensado igual; y es que han anunciado una sociedad con 3D Systems, empresa pionera y experta en la impresión 3D, para que el Project Ara llegue hacer una realidad.

Motorola quiere ofrecer una personalización máxima en sus smartphones modulares, en este caso concreto en Project Ara**, y la impresión 3D es el compañero ideal en la materia. Con esta tecnología existe la posibilidad de "imprimir" piezas conductivas capacitadas para simplemente conectarse o acoplarse al llamado "endoesqueleto", que no es más que la columna vertebral de este móvil, y así dotarlo de alguna nueva capacidad.

Gracias a la impresión 3D, Project Ara podría personalizarse al máximoPor supuesto, hay mucho qué investigar y estudiar antes de verlo como una realidad viable, y sobre todo, comercial, pero la simple idea de poder "imprimir" una mejor cámara, o una mayor batería, o incluso algún sensor específico, y colocarlo al móvil a nuestro antojo dependiendo de nuestras necesidades, es maravillosa.

Solo imaginemos una situación hipotética: estamos a punto de aventurarnos en un viaje de placer a una zona hermosa y turística, y sacamos de ese gabinete una cámara más potente para el móvil y una batería de mayor tamaño, y para poder colocarla en el smartphone modular retiramos algunos sensores como el de Bluetooth o incluso WiFi para "hacer espacio", y al volver a casa tener las mejores fotos y aún algo de batería, para luego volver el móvil a la "normalidad" con sus sensores respectivos para el uso diario. La idea es fantástica, y puede ser realidad muy pronto gracias a una tecnología tan increíble como lo es la impresión 3D.