La impresión en 3D se ha hecho tremendamente popular puesto que, además de ser un exponente de la cultura libre, también la estamos viendo en mútiples proyectos de investigación que tienen un denominador común: la fabricación de "repuestos". Ya sea para fabricar huesos o cartílagos artificiales o para fabricar piezas de repuesto, la impresión 3D se está posicionando como una tecnología con mucho potencial para darle la vuelta al anquilosado negocio de los accesorios y las piezas de recambio, una nueva ola a la que se empiezan a sumarse algunas empresas que comparten planos y esquemas para que los usuarios puedan fabricarse sus propias piezas sin depender de un canal de distribución. Aunque podamos pensar que este tipo de iniciativas parecen más vinculadas a la filosofía hacker que a las grandes corporaciones, hoy Nokia nos ha sorprendido compartiendo esquemas de carcasas para que podamos personalizarlas e imprimirlas en 3D, haciendo único nuestro terminal Lumia.

Lumia Nokia Carcasas

He de reconocer que la noticia me sorprendió bastante puesto que nunca imaginé que Nokia iba a realizar un movimiento de estas características y romper con un negocio tan tradicional como la comercialización de repuestos y accesorios para sus terminales móviles. Los usuarios que lo deseen, pueden descargarse, sin coste alguno, los esquemas CAD de la carcasa trasera de los terminales Lumia 820 con el objetivo de imprimir en 3D su propia carcasa o fabricarse todo un juego de éstas para combinar como deseen y aparentar "un terminal nuevo" cada vez.

Con los años, la personalización de nuestros smartphones ha ido cambiando de filosofía y hemos pasado de las carcasas intercambiables de terminales míticos como el Nokia 3310 a modelos sin demasiadas opciones en los que la personalización pasa por una funda protectora que le ponemos al terminal para evitar que se estropee o, en algunos casos, cambiar la tapa trasera del terminal; situaciones para las que podemos encontrar un amplio espectro de productos que no tienen por qué estar vinculados al fabricante de nuestro dispositivo móvil.

Si bien en la época del Nokia 3310, este fabricante comercializaba accesorios para sus terminales (incluyendo las carcasas), la popularidad de este tipo de terminales personalizables provocó que encontrásemos opciones mucho más baratas en cualquier lugar y, al final, era raro adquirir los recambios y productos originales de Nokia por la enorme diferencia de precio existente. Hoy en día, estos canales de distribución de productos alternativos ha aumentado exponencialmente y, aunque la "necesidad de personalización" sigue existiendo, dudo que le sea rentable a Nokia competir en este mercado por lo que han optado por marcar la diferencia manteniendo la personalización y abriéndola a todo el mundo.

Ofrecer opciones de personalización es un valor diferencial que valoran muchos usuarios y, por lo que parece, Nokia quiere tomar esta senda con su gama de terminales con Windows Phone 8; por tanto, es de esperar que la gama de terminales Lumia con esquemas y planos "liberados" irá aumentando con el tiempo. John Kneeland, Developer Marketing Manager de Nokia, ha comentado este hecho y las posibilidades que puede tener, por ejemplo, para desarrollar ideas de negocio y abrir nuevos mercados:

El objetivo a largo plazo de esta nueva idea es que se puedan vender plantillas de los teléfonos en las tiendas y que empresarios de todo el mundo puedan construir un negocio local basándose en las necesidades de su comunidad, como por ejemplo carcasas luminiscentes para aquellos lugares que reciben poca luz solar o resistentes al agua para los que viven en zonas costeras

A día de hoy, no todo el mundo tiene acceso a una impresora 3D pero proyectos como FORM1 nos muestran que el coste de estos dispostivos se está volviendo "razonable" y, además, comienzan a proliferar servicios de impresión 3D a los que podemos enviar trabajos o, incluso, existen Universidades que ponen a disposición de sus alumnos impresoras 3D para "incentivar" su creatividad y facilitar el desarrollo de proyectos.

Esta idea de Nokia, en mi opinión, es un paso adelante muy significativo del que deberían tomar nota otros fabricantes porque, gracias a la impresión 3D, pueden abrirse nuevas oportunidades de negocio al popularizar el acceso a repuestos, recambios o, en el caso de Nokia, opciones de personalización de nuestros terminales.

Imagen: TechRadar